Definición de Correveidile:

1. Persona que trae y lleva cuentos y chismes // 2. Blog de los amantes de la lengua de Cervantes

domingo, 12 de junio de 2016

Un día de los enamorados diferente...



"¿Por qué?"

¿Por qué aún me buscas con tus mensajes?

¿Qué quieres de mí?

¡Dímelo pronto o te irás de mi vida para siempre!



Cada mensaje tuyo me trae el recuerdo de nuestros buenos y felices momentos. Total, que debería acordarme de los momentos malos para olvidarte, pero así no es posible. Siento que el amor aún vive en mi corazón. Y... ¿por qué? No quiero sentir más el dolor de mi alma cuando pienso en ti. ¡Déjame, por favor!


Me pregunto en todo momento por qué es más fácil recordar las cosas buenas y, además, soñar contigo de nuevo a mi lado. Intento siempre pensar en los eventos que nos han hecho romper, teniendo en cuenta que eran tristes y amargos, sin embargo, de ti no me olvido.


Mi corazón llora una vez más y todo lo que quiero es estar contigo para siempre, solo que no puedo… ¿Por qué?

Bubu






"Campo de Flores"

Esta es una historia de amor de almas gemelas en un pasado muy, muy lejano...


Había dos jóvenes que vivían en un pueblo medieval y, desde niños, sabían que se amarían para siempre jamás. Todos los días iban a la escuela juntos, caminaban por las calles estrechas y tortuosas. A veces, se paraban un rato para escuchar la música de unas mujeres vestidas de blanco que tocaban sus arpas con la misma ligereza que la que tenían sus vestidos.

Otras veces, caminaban hacia la escuela por los campos de trigo. Esta estaba ubicada en la cima de una colina con vistas al campo de girasoles. Allí pasaban muchos momentos estudiando hasta que ellegaba la hora del almuerzo.



Cuando volvían a la hacienda donde vivían, almorzaban y luego iban a trabajar al campo de lavandas, que eran utilizadas para hacer perfumes. Cada verano, se realizaba la cosecha y, después, las flores eran almacenadas en una casita de piedra dentro de unos barriles de madera noble. Pasado algún tiempo, las flores eran apretadas hasta que salía su esencia, la llamada alma de las flores, y solo entonces esta era embotellada en recipientes de cristal para, acto seguido, ser transportada y vendida en las tiendas del casco antiguo. 

En invierno, cuando los campos estaban nevados, ellos ordeñaban parte del ganado para así, con aquella leche, hacer el delicioso queso de la montaña. El amor de estos jóvenes crecía como las flores del campo, sensible, inocente, perfumado…

El tiempo pasó y, cuando ya tenían 20 años, resolvieron que era el momento de sellar el amor que sentían uno por el otro. Así que, llegado el día de la fiesta, sus padres invitaron a todos los campesinos de las haciendas vecinas. La gente llevaba sus mejores ropas de fiesta medievales; las mujeres iban vestidas con blusas rojas y faldas anchas, en los cabellos pequeñas guirnaldas de flores perfumadas; los hombres se presentaron con sus ropas tradicionales, como perfectos caballeros.

Había comida regional: cerdos cocidos bajo la tierra, asado de cordero y sopa de calabaza. Las mesas, hechas con troncos, estaban adornadas con muchas flores, todos bailaban cogiéndose las manos formando una rueda alrededor de una gran hoguera que alentaba sus corazones.


De repente, hubo un estruendo, sin duda era una señal de que la naturaleza anunciaba un gran momento. Cuando todos se pararon, la sacerdotisa mayor del pueblo surgió del bosque y caminó hacia una mesa de piedra donde los jóvenes la esperaban.

Así fue como empezó la ceremonia, haciendo una reverencia ante los novios y levantando su puñal hacia el cielo. Pero de repente lo bajó, le pidió a los jóvenes que acercasen sus manos e hizo un pequeño corte en la punta del dedo de cada uno de ellos, consagrando así el amor y la unión de sus almas para siempre.


Voladoira

1 comentario:

  1. Unas historias diferentes...sin duda, interesantes. Gracias a Bubú y a Voladoira. El amor siempre tiene muchas caras y formas.

    ResponderEliminar