Definición de Correveidile:

1. Persona que trae y lleva cuentos y chismes // 2. Blog de los amantes de la lengua de Cervantes

miércoles, 15 de junio de 2016

Siete formas de desviar un asteroide que amenace la Tierra

Los asteroides son cuerpos menores del sistema solar, de dimensiones inferiores a 1000 km de diámetro y que, con frecuencia, giran alrededor del Sol describiendo trayectorias elípticas entre las órbitas de Marte y Júpiter.


Con formas extremadamente irregulares, los asteroides son cuerpos de estructura rocosa. Representan objetos remanentes del proceso de formación del Sistema Solar que tuvo lugar hace unos 4500 millones de años. El mayor porcentaje de los asteroides se encuentra entre las órbitas de Marte y Júpiter, formando lo que se conoce como el Cinturón Principal de Asteroides. Otro grupo de asteroides está representado por los NEAs, sigla que define a los asteroides cercanos a la Tierra. Casi el 20 por ciento de estos asteroides se aproxima a nuestro planeta a una distancia menor a los 7,5 millones de km, son los llamados ""Objetos Potencialmente Peligrosos".  Apophis es uno de ellos, un asteroide que cruza dos veces la órbita de la Tierra cada vez que pasa alrededor del Sol. Justamente son los más peligrosos los que los investigadores de la NASA están estudiando hoy en día y el Apophis tiene ese lugar.

Esta situación fue retratada en la película de ciencia ficción y cine de catástrofes, Armageddon (1998) dirigida por Michael Bay y producida por Jerry Bruckheimer. La misma fue protagonizada por Bruce Willis, Ben Affleck y Liv Tyler, entre otros actores de renombre. La cinta trata sobre un grupo de perforadores de plataformas petrolíferas que son enviados por la NASA a un enorme asteroide, que amenaza a la Tierra, con la idea de taladrar su superficie y poder destruirlo con una bomba.

Los científicos, a su vez, presentan una lista de siete posibles maneras de desviar la trayectoria de un asteroide "asesino":

1. Usar la fuerza gravitacional:

Cada objeto ejerce una fuerza gravitatoria, esto sucedería también con una nave espacial. Tan solo colocando una nave enviada con ese propósito encima de la roca, podría moverla de su órbita. La aproximación podría ser realizada por la sonda llamada Dawn, que fue lanzada en 2007 para examinar a Vesta y Ceres y que finalizó sus tareas en el cinturón de asteroides en 2015. Sin embargo, esta estrategia podría resultar muy lenta, ya que alterar el trayecto de un asteroide puede requerir años e incluso décadas.

2. Explosiones nucleares:

La más polémica y la más espectacular es la solución que encuentran los héroes de la película Armageddon. Se trata de colocar una bomba en el asteroide amenazante y romperlo en mil pedazos antes de que se precipite contra la Tierra. Existe un riesgo y es que alguna de esas pequeñas piezas descontroladas, mucho más difíciles de detectar, siga teniendo el empeño de empotrarse contra el planeta.

3. Explosiones múltiples:

Un mejor uso de las armas nucleares podría ser la detonación de una serie de pequeños artefactos nucleares en diferentes puntos del asteroide, pero lo suficientemente lejos unos de otros para que no fracturen la enorme piedra. En el espacio, las explosiones nucleares trasmitirían una fuerza bastante pequeña, pero un buen número de ellas podrían crear una forma de propulsión suficiente como para enviar la roca lejos del camino a casa.

4. Un empujón:

La empresa española Deimos Space aspiraba a enviar una sonda en 2015 al asteroide Apophis, uno de los que tiene más peligro de chocar contra el planeta Tierra, de forma que impactara contra la roca espacial para desviar su trayectoria. Sin embargo, fuentes de la empresa señalaron que la sonda se limitará a realizar una misión de prueba de tecnología y de estudio de la órbita, así como de las características del asteroide. 

5. Rayos láser:

Se podría mandar una pequeña flotilla de sondas equipadas con láseres alimentados por energía solar. Cada nave usaría un sistema de espejos para concentrar la luz solar y aumentar la potencia útil de estos láseres. Los haces de luz láser iluminarían la misma zona del asteroide, elevando la temperatura y sublimando el material superficial. El chorro resultante generaría una fuerza de reacción que permitiría cambiar la órbita del asteroide y evitar que colisionase con la Tierra.

6.Perforación:

Un dispositivo de minería capaz de perforar la roca y expulsar sus desechos a gran velocidad hasta llegar a sus entrañas. El objetivo es disminuir la masa del asteroide enemigo lo máximo posible. La NASA planea enviar astronautas a un asteroide en la década de 2020. El objetivo de esta visita no es destruirlo, sino adquirir una muestra de su núcleo, la cual podría proporcionar información sobre la edad del Sistema Solar y cómo se formó.

7. Una capa de pintura:
                              
Con esta idea, una nave volaría hacia el objeto para, literalmente, pintarlo. La sustancia atraería la radiación solar en una determinada zona y lo irradiaría mientras este rota. Esto produciría un ligero desequilibrio que, con lentitud, modificaría la trayectoria del asteroide. Es lo que se llama el "efecto Yarkovsky", así denominado por el ingeniero ruso que lo descubrió hace un siglo.

Sin embargo, todo parece indicar que ninguna solución es aplicable ya, puesto que no hay tiempo para construir una nave especial capaz de llevar a cabo ninguna operación, bien sea destructora o “pictórica”. Esto porque cualquiera que fuera la misión de la nave diseñada para detener el mortífero curso del asteroide, su construcción duraría como mínimo dos años.

Recientemente la NASA emitió un comunicado en el que afirmaba que están amenazados todos los programas que evitarían el choque de meteoritos contra la Tierra. Los aparatos que se necesitan para las próximas investigaciones costarían billones de dólares, por lo que han afirmado que no tienen el dinero suficiente para terminar un proyecto sobre los meteoritos que amenacen a la humanidad en un plazo de 15 años. Según la Agencia norteamericana, hay unos 20 mil asteroides y cometas peligrosos que giran alrededor de la Tierra, pero el presupuesto actual para seguirlos y evitarlos es insuficiente. Los objetos cercanos a la Tierra son unos 100 mil en total. Sin embargo, por falta de presupuesto también, solo se investigan los de mayor peligrosidad.

Existen diferentes métodos de defensa contra los asteroides y objetos similares, no obstante, la mayoría de estos son “nuevos e inmaduros”, además de estar carentes de éxito debido a que no han sido aplicados en un escenario real. Hoy en día el ser humano sería capaz de hacerlo y muestra de ello es que se han logrado visitar cometas (Halley, Borrelly, Wild 2 y Tempel 1) y asteroides (Itokawa, Steins y Lutetia) que han permitido, en algunos casos,  llegar a tocar su superficie.

Aunque todos estos métodos sean válidos en esencia, ninguno está disponible en la actualidad para ser aplicado en caso de una amenaza inminente. Además, como es lógico, se debe disponer de un margen de tiempo suficiente como para poder analizar y seleccionar el tipo de respuesta adecuada a la hora de hacer frente a la amenaza de estos objetos.

Pepe Cocodrilo
(Adaptado de diversas fuentes)



6 comentarios:

  1. Pepe, en este caso uno nunca sabe si la realidad superaría la ficción o viceversa, pero al menos le echan una buena dosis de imaginación al tema, ¿no crees?

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Pepe Cocodrilo, porque con este artículo aprendí una cosa muy interesante y es que el símbolo internacional "km" es invariable, tanto si se trata de singular como plural.

    ResponderEliminar
  3. Los científicos son las personas más creativas de toda la humanidad.

    Quiero creer que haga tiempo de hacer algo en caso de una colisión.

    Caso contrario, fue una honra conocerlas … rs rs rs

    ResponderEliminar
  4. ¡Súper interesante, Pepe!
    ¿Sabes, por curiosidad, cuál es la velocidad de un meteoro?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Sissi, buenos días.

      Es variable en funcióin de las caracteristicas del asteroide.

      Por ejemplo, el asteroide 1982QE2 se mueve a 37.900 kilómetros por hora. A su vez el asteroide 2015TB se desplaza a increibles 126.000 kilómetros por hora.

      Gracias por tu visita a sete humilde pantano,

      Eliminar
  5. hola pepe gracias por tu información desconocía algunos métodos para evitar una colisión algunos si los había escuchado, me parece increíble que la humanidad hable de economía en un asunto de sobrevivencia mundial, los países de todo el mundo deberían aportar a los proyectos en una medida u otra, estamos contra reloj y a ver si no nos arrepentimos por no desarrollar algo cuando tengamos la piedra encima de nosotros, todo se terminara, el dinero es secundario, el tiempo es prioritario... deberíamos unificarnos y hermandarnos... nuestro creador desea eso de nosotros, en vez de pensar en la economía, divisiones, regionalismos... la velocidad de estas rocas son fuera de toda imaginación, de 15 y hasta cerca de 29 km por segundo, una roca de 600 metros a 25 km x segundo puede acabar con un continente entero, a partir de 1 km podemos estar hablando del fin del mundo a esas altas velocidades, existe una investigacion donde se busca recrear una fuente de energia casi inagotable inspirada en el sol, pienso que esta investigacion podria aportar nuevos proyectos en desviacion de asteroides, alta energia controlada puede enfocarse para desviar asteroides, creo que si esta investigacion que tambien esta en pañales logra rendir fruto, en ese momento estaremos casi listos para desviar asteroides... saludos

    ResponderEliminar