Definición de Correveidile:

1. Persona que trae y lleva cuentos y chismes // 2. Blog de los amantes de la lengua de Cervantes


martes, 4 de octubre de 2022

Serie: HIT. Temporada 1 - Capítulo 5: "El cuerpo"

 


El Gacetero

       El cuerpo es el instrumento que tenemos para comunicarnos, para transmitir y sentir emociones. Si lo rechazamos, caemos en una espiral de tristeza sin fin. Si nuestro cuerpo es criticado por los otros, nos alejamos de todos y pasamos a vivir con los fantasmas de la vergüenza, la falta de autoestima, el orgullo herido y el aislamiento. No aceptar el cuerpo es no estar completo, es no ser alguien, es no pertenecer a ningún grupo. Uno muere para sí mismo y para el mundo. 

         La "gordomisia" (entendida como la intolerancia social contra las personas con sobrepeso) se manifiesta en la actualidad de un modo que deja a los jóvenes deprimidos. El dolor es tan grande en el alma, que los adolescentes si automutilan. Las marcas escondidas denuncian el rechazo de su propio cuerpo, ya que es feo, pero lo dejan más feo. Así que, si la sociedad no lo acepta, no lo acepta el adolescente. No amarse a uno mismo, ni tampoco a su cuerpo, abre puertas para la locura, devaneos, drogas, sexo disparatado y sumisión. Se pierde el autocontrol, volviendo incierto el futuro. Quizás la muerte venga como solución al dolor.

En este capítulo, HIT trabaja la noción del cuerpo y la sexualidad con los jóvenes. Es un tema complicado para ellos y para la sociedad conservadora en la que viven, representada por la familia y la escuela. ¿Por qué será que el sexo es algo tan rechazado por la sociedad? ¿No nacimos porque nuestros padres practicaron sexo? ¿El sexo sirve solo para la reproducción? ¿Por qué no podemos tener sexo como un medio para obtener placer? Los adolescentes están en la fase de cambio de cuerpo, hormonas y sensaciones, por lo tanto, el deseo y el placer se presentan de un modo fuerte en sus vidas. Por lo dicho, muchos jóvenes acuden a la pornografía y la prostitución para encontrarse como seres sexuales, pero lo hacen en secreto o a escondidas.

El objetivo de las actividades con los adolescentes es hacerles entender que todo eso es natural y que el mundo de la pornografía es una fantasía. Así que invita a una pareja de actores porno para charlar con los chicos. El discurso de los dos deja claro que no existe placer durante las escenas grabadas, que todo es una interpretación. El gozo ocurre, de hecho, cuando se practica sexo con la persona que nos gusta, durante el momento íntimo de intercambio de cariño, afecto, caricias... Somos seres que necesitamos mantener relaciones de amistad, familia, pareja y sexo. Somos seres sexuales, no podemos huir de nuestra naturaleza. Contrario a todo eso, la sociedad se enferma, produciendo delincuentes sexuales, aumentando la violencia sexual, los abusos y las violaciones. Cualquier tipo de represión no es saludable, sin embargo, esta suele empezar en el hogar y después se perpetúa en otras estructuras de la sociedad.

 “El cuerpo” en un capítulo que muestra una realidad que no queremos ver como padres o ciudadanos, pero que existe. Se compone de escenas fuertes y tristes porque empezamos a ser conscientes de que estamos repitiendo lo que hicieron nuestros padres. Seguimos construyendo una sociedad conservadora y enfermiza, llena de pudor, miedo y frustraciones. ¿Luchar por una sociedad progresiva sería el camino? No lo sé. Lo que sé es que quiero ser feliz, sentir el gozo de la vida sin vergüenza, miedo ni represión.

sábado, 1 de octubre de 2022

Musiclicando Retro: “Bienvenido Granda, el bigote que canta”

 

Bienvenido Rosendo Granda Aguilera, conocido artísticamente como Bienvenido Granda, nació el 30 de agosto de 1915, en el barrio de Jesús María, en La Habana (Cuba). Bienvenido perdió a su padre muy temprano, cuando tenía tan solo 6 años de edad, aun así, empezó a cantar, puesto que ya se presentaba en las emisoras C.M.Q., R.H.C. Cadena azul, Radio Cadena Suaritos y Radio Progreso, o sea, a los 12 años ya actuaba como un cantante profesional.

A partir de entonces, pasó a formar parte de las orquestas Los Hermanos Castro y La Riverside. Cuando cumplió 20 años, tuvo la difícil misión de actuar como vocalista del Sexteto Carabina de Ases, cantando al lado de grandes músicos y presentándose en los principales clubes nocturnos de esa época. Después de un año, Granda ingresó en el Septeto Nacional de Igancio Piñeiro, lo que resultó en la grabación de sus primeros temas, titulados “A gozar la conga” y “Juramento en la tiniebla”. Asimismo, en un viaje exitoso a Puerto Rico grabó las inolvidables canciones: “Dulce desengaño” y “Desvarío”, junto al conocido Cuarteto Marcano, dirigido por el gran guitarrista Pedro Piquito Marcano.

Bienvenido también formó parte de agrupaciones, como: Los Hermanos Le Batard, El Sexteto Oriental, hasta ser invitado a formar parte de La Sonora Matancera, en los años 40, como primera voz. Por esta razón, sus primeras grabaciones al lado de esta agrupación fueron las guarachas: “Dice mi gallo”, compuesta por Iván Fernández, y “El cuento del sapo”, compuesta por Félix Cárdenas. 

Por otra parte, Granda llamó la atención del gran público por su manera especial de cantar, siempre con su voz melodiosa y romántica, por eso el locutor de Radio Progreso de La Habana, Gustavo Pimentel Medina, lo apodó: “El bigote que canta”, sobrenombre que lo acompañó a lo largo de toda su trayectoria artística y que, junto a su gran talento, le hizo famoso y conocido en toda Latinoamérica. Sin embargo, Granda nunca dejó de compartir su espacio en la Sonora Matancera con grandes artistas de la talla de Daniel Santos, Rogelio Martínez o Celia Cruz, hasta 1954, cuando dejó esta agrupación. 

Siendo así, Granda se fue a Barranquilla (Colombia), optando por una carrera en solitario, presentándose en varios locales e interpretando canciones colombianas al lado de grandes agrupaciones como: Sonora Tropical o Los ritmos de Juancho Esquivel, entre otras. Después de grabar algunos temas en Colombia y Venezuela junto a músicos importantes, el cantante se fue a vivir definitivamente a Ciudad de México (México), donde pudo actuar al lado de reputados artistas como: Rafael de Paz o Dámaso Pérez Prado; y de las bandas: Sonora mexicana, Cuarteto de oro y Sonora Veracruz, entre otras. 

En 1967, firmó un contrato y empezó una gira especial por Guatemala, Honduras, Ecuador, Chile, Argentina y, por fin, Brasil, donde Granda permaneció durante un ano, dejando un gran legado en este país a través de la grabación de temas titulados: “Secreto”, “Abrázame”, “Dedo de guante”, “Quien quiero, no me quiere” y “Amor de pobre”, canciones que también fueron inmortalizadas en la voz del gran cantautor brasileño ya fallecido, Miltinho dos Santos. En otras palabras, Bienvenido, además de alcanzar un éxito total ese mismo año, recibió un Disco de oro de manos de los mayores críticos latinos. 

En definitiva, Bienvenido Granda fue el cantante que más temas grabó al lado de la Sonora Matancera, durante los 10 años que actuó. Se contabilizaron un total de 217 éxitos, tales como: “Celos que matan”, “En la orilla del mar”, “Soñando contigo” o “Callejera”. Infelizmente, Granda falleció el 9 de julio de 1983, en Ciudad de México y, para homenajearlo, seleccioné la canción titulada “Calla”, compuesta por Pablo Pérez Lango e interpretada por el propio cantante.


¡Espero que la disfrutéis!

Jorge Martins


 


“Calla”

No me digas nada.
Sobran las palabras.
Brilla en tus pupilas nuevo amanecer. 

No me digas nada
quédate callada,
que en silencio siempre
es mejor perder.

Hoy ya no me besas,
como me besabas.
Se extinguió la flama
que encendió tu ser.

No me digas nada,
 quédate callada.
Si ya no me quieres
qué le voy a hacer.

Hoy ya no me besas,
como me besabas.
Se extinguió la flama
que encendió tu ser.

No me digas nada,
quédate callada.
Si ya no me quieres
qué le voy a hacer.


Fuentes consultadas: 

BIENVENIDO GRANDA - HERENCIA LATINA

Bienvenido Granda murió en Ciudad de México, el 9 de julio de 1983 | (vintagemusic.fm)

fotos de bienvenido granda - Pesquisa Google

fotos de bienvenido granda en brasil - Pesquisa Google

sábado, 3 de septiembre de 2022

Musiclicando Retro: “Celio González, la voz romántica del bolero”

 

Celio Adán González Ascencio, conocido artísticamente como Celio González, nació el 29 de enero de 1924, en Camajuaní, provincia de Villa Clara (Cuba). Desde su niñez, Celio ya contaba con la ayuda de su madre, Elisa Ascencio Trejo, que lo incentivó a participar en el concurso de La Corte Suprema del Arte realizada, en la época, en Santi Spiritus, y a través de este evento Celio conquistó una beca para estudiar hasta cuarto de primaria.

Más tarde, a los 17 años, González empezó a trabajar en la orquesta de Joaquín Mendivel, incluso fue a partir de ahí cuando formó parte del Trío Camagüey, junto a Arturo Perdomo y Humberto Estrada. Además, se fue a La Habana para ocupar el lugar de cantante principal de la agrupación musical Jóvenes del cayo, de Alfonsín Quintana, con la cual grabó temas como: “Encantado de la vida”, “Monterrey” y “Nadie lo sabrá”. 

En 1953, formó parte del conjunto musical llamado Casino, que culminó con la grabación del famoso tema titulado “Plazos traicioneros”, compuesto por Luis Marquetti, algo que marcó positivamente su carrera musical y posibilitó su participación en el grupo La Sensación de Rolando Valdés. Este hecho culminó en dos temas muy conocidos por el gran público: “El brillo de tus ojos” y “Tú quieres un mambo”. Ya en 1954, Celio grabó temas inolvidables como: “A mi madrecita”, Adoración”, “Ahora me traicionas” o “Di corazón”, entre otros. 

Los años 50 fueron muy importantes para Celio porque inició su participación en la gran orquesta Sonora matancera con la grabación del bolero “Quémame los ojos”, compuesto por Nelson Navarro, y “Si tuviera tu amor”, alcanzando total éxito. Por esta razón, empezó una gira por Perú junto a Sonora matancera lanzando diversos temas, como: “Amor sin esperanza” de Luis Kalaff o “No te quedes mirando” de Humberto Jauma, hasta que, en 1959 por motivos particulares, Celio se fue a vivir definitivamente en México. 

 


En este nuevo país, Celio tuvo una trayectoria exitosa en la radio, televisión y teatro, interpretando varios ritmos musicales al lado de grandes nombres de la música como: Tito Puente o la orquesta de Pepe Delgado y también la de Julio Gutiérrez, dejando para la posteridad temas como: “Nueva vida”, “Carcajada”, “Ofensa” y “Cierto ladrón”. Celio fue uno de los cantantes que más temas grabó con la Sonora matancera, totalizando más de 100 canciones. Por otra parte, a lo largo de su carrera artística, Celio formó parte de otras grandes orquestas, como la orquesta de Julio Gutiérrez y la Sonora alegre, por eso firmó contratos con varias discográficas dejando un gran legado musical. 

En suma, Celio González tuvo una carrera artística extremadamente exitosa, interpretando muchos ritmos musicales, pero hay dos boleros, “Vendaval sin rumbo” y “Cien mil cosas”, compuestos por José Dolores Quiñones, que son los más escuchados hasta los días actuales por sus millones de admiradores en Latinoamérica. Celio González falleció el 17 de octubre de 2004 y, para homenajearlo, seleccioné la canción “Vendaval sin rumbo”, compuesta por José Dolores Quiñones e interpretada por el propio Celio González.


¡Espero que la disfrutéis!

Jorge Martins de Almeida




“Vendaval sin rumbo”

Vendaval sin rumbo,
que te llevas tantas cosas de este mundo.
Llévate la angustia, que produce mi dolor,
que es tan profundo.

Llévate de mí las inquietudes que me causan
el desvelo,
por vivir soñando
con un imposible para el corazón.

Vendaval sin rumbo
cuando vuelvas, tráeme aromas de su huerto
para perfumar el corazón, que por su amor
casi, casi está muerto.

Dile que no vivo desde el día en que de mí
apartó sus ojos.
Llévale un recuerdo
envuelto en los antojos
de mi corazón.

Vendaval sin rumbo
cuando vuelvas, tráeme aromas de su huerto
para perfumar el corazón que por su amor
casi, casi está muerto.

Dile que no vivo desde el día en que de mí
apartó sus ojos.
Llévale un recuerdo
envuelto en los antojos
de mi corazón.



Fuentes consultadas:

Celio González, el Flaco de Oro que tuvo la Sonora Matancera | Gente | Entretenimiento | El Universo

Fallece cantante Celio González de la Sonora Matancera (myplainview.com)

Celio González, el Flaco de Oro que tuvo la Sonora Matancera | Gente | Entretenimiento | El Universo

viernes, 5 de agosto de 2022

Serie: HIT. Temporada 1 - Capítulo 4: "La limpia"

 


El Gacetero

 

         De vez en cuando es necesario que hagamos una limpieza en nuestra vida y en nuestra mente para poder encontrarnos a nosotros mismos. A menudo podemos apreciar el caos en el que vivimos y el entorno reflejará este estado de ánimo. No somos capaces de organizar nuestro hogar, nuestra vida y nuestras relaciones. Pues así vive un adolescente, en constante caos.

         La adolescencia no es una etapa fácil. El joven se ve feo, con un cuerpo en desarrollo, presentándose en partes desproporcionadas. Al no reconocerse en este cuerpo, se produce la crisis existencial. El dolor de ser y existir como adolescente puede escalar a un sufrimiento insoportable, conduciendo a un camino de tortura, drogas y suicidio. Debido a tantos cambios, el adolescente ataca al que está cerca o al que lo saca de su zona de confort. Siendo un adolescente, el mal puede instalarse y dominarle, pero no es que él sea malo, sino que se está desviando, está perdido y necesita que alguien lo guíe. 

         Hugo, el protagonista de la serie, parece querer ocupar este puesto en la vida de sus alumnos. Su objetivo es despertar el potencial de cada uno y enseñarles a convivir con los que son diferentes, fortaleciendo los lazos interpersonales. La dinámica que hizo para mostrarles a los adolescentes el caos en el que viven fue interesante. Sus habitaciones desordenadas eran culpa de otra persona, nunca de ellos. Uno incluso añadió que era trabajo de su madre y, por lo tanto, era su culpa. El adolescente vive un momento de egoísmo extremo, solo importan ellos, nadie más. Nadie los entiende, solo ellos son capaces de entenderse entre sí. ¿Será así?

Si fuera cierto, no estarían perdidos, viviendo el caos. No reconocer las responsabilidades que deben tener es una característica común de esos volubles seres. Estoy ansioso, lo confieso, por saber si HIT logrará transformar a estos adolescentes resistentes al cambio. Seguro que piensan que no son ellos los que tienen que cambiar, sino el mundo. Ellos no tienen problemas, los demás sí. Son los incomprendidos y por eso reaccionan a todo y a todos. 

         Una segunda dinámica realizada en este capítulo fue la de ejercitar el perdón. Perdonar a los demás no es fácil. Y aún es más difícil escuchar del otro lo que le molesta. Hugo hizo que los adolescentes escucharan lo que sus profesores pensaban de ellos, pero sin contestar: tenían que escuchar en silencio. Sin duda, fueron momentos vergonzosos para los estudiantes escuchar las verdades que no estaban acostumbrados a oír. Incluso reconociendo que se lastimaron unos a otros, los estudiantes podían disculparse con sus maestros, pero no lo hicieron. ¿Se avergonzaron? ¿No reconocieron que habían hecho algún daño a los maestros? No puedo responder a estas preguntas, pero os aseguro que el orgullo ha sido herido y, tal vez, eso les exigirá que ejerciten la humildad para pedir perdón, algo que será mucho para ellos. 

         Una escena fue muy fuerte en este capítulo es el suicidio del profesor que fue acusado de acoso sexual. Este apareció en el capítulo anterior, alegando que la historia había sido inventada por los estudiantes para hacerle daño. No lo escucharon. Sintiéndose humillado, sin apoyo, sin trabajo, su rebeldía se manifiestó de manera violenta: se prendió fuego frente al edificio de la Secretaría de Educación, donde fue juzgado por la denuncia estudiantil. 

Un profesor del instituto provocó una discusión en la sala de los maestros. Él, como hombre, se siente más sujeto a estas mentiras y se pregunta cómo podría demostrar lo contrario. Las maestras lo acusaron de ser machista y de no tener ni de idea por lo que ellas también pasaban. No puedo decir quién tiene razón, tal vez ambos. Hay un punto que discutir: ¿Cómo hacer frente a este tipo de denuncia? ¿Cómo saber quién es la víctima? Todavía no sé cómo evaluar esto y no sabría cómo lidiar con esta situación. Y tú, querido lector, ¿estás preparado para evaluar una denuncia falsa sobre acoso moral o sexual?¡Cuánto nos falta todavía por aprender y evolucionar como seres civilizados…!

domingo, 31 de julio de 2022

Musiclicando Retro: “José José, el príncipe de la canción”

 


José Rómulo Sosa Ortiz, conocido artísticamente como José José, nació el 17 de febrero de 1948, en Azcapotzalco, Ciudad de México (México), era hijo de Margarita Ortiz, (gran concertista de piano) y José Sosa Esquivel (tenor de la Ópera Nacional de México). José empezó su carrera en la música popular demostrando desde muy joven, ya con la guitarra, todo su romanticismo al interpretar serenatas, aunque no tardó mucho a juntarse a Los Peg, una agrupación formada, en aquella época, por Enrique Herrera y Gilberto Sánchez, que ejecutaban Bossa nova (ritmo musical brasileño) y Jazz.

En los años 60, José José firmó su primer contrato con RCA Víctor, lo que resultó en la grabación del álbum titulado José José, en homenaje a su padre, con temas como: “Solo una mujer”, “Pero te extraño” y “Sin ella”, entre otros. No obstante, fue con el disco titulado La nave del olvido, cuando José pasó a ser reconocido como un gran cantautor. Incluso fue en el segundo Festival de la canción Latina, donde José interpretó con maestría su memorable tema “El triste”, compuesto por el notable cantautor mexicano Roberto Cantoral.

Ya en 1976, José firmó su primer contrato con Ariola Records, hecho que le abrió las puertas para una carrera internacional. A partir de la década de los 80, José se convirtió en un artista admirado en todo el mundo con la canción “La nave del olvido”, compuesta por el argentino Dino Ramos. Con ella, José alcanzó éxito internacional, llegando a los primeros lugares en países como México, Colombia, Argentina y Chile. Asimismo, ocupó un puesto especial en las listas musicales de Rusia, Japón, España e Israel,ocupando un lugar entre las canciones más ejecutadas.

Aún en los años 70, José grabó un disco extremadamente exitoso, titulado El príncipe, lo que le otorgó su apodo “El príncipe de la canción”, pero fue a través de su álbum titulado Gavilán o paloma (1977), cuando José protagonizó la película que llevaría el mismo nombre del álbum. Además, José recibió en Los Ángeles (EE. UU.) un Disco de oro y, durante ese mismo período, realizó diversas giras por países como Puerto Rico, Guatemala, Costa Rica, Brasil y Argentina. 

A partir de los años 80, José grabó muchas canciones junto a artistas muy conocidos del gran público, con temas inolvidables como “Mi vida”, con Rafael Pérez Botija, o un disco titulado Secretos, junto a Manuel Alejandro y el disco José José siempre contigo, coincidiendo con la celebración de sus 25 años de carrera, con la participación de artistas consagrados como: Libertad Lamarque, Valeria Lynch, Eugenia León, Marco Antonio Muñiz, Vicente Fernández, Julio Iglesias, Carlos Cuevas, Magdalena Zarate, Roberto Carlos, Guadalupe Pineda, Verónica Castro, Chucho Ferrer, Pepe Jara o Monarrez, entre otros.

En suma, José, además de ser uno de los mayores cantautores del romanticismo, también actuó de manera brillante en las películas: Buscando una sonrisa, Sueño de amor, La carrera del millón, Gavilán o paloma, Sabor a mí y Perdóname todo. A lo largo de su dilatada carrera artística, José conquistó incontables discos de oro y platino, dejando un gran legado artístico. Sin embargo, José José falleció el 28 de septiembre de 2019 y para homenajearlo, seleccioné la canción titulada “Tú, mi delirio”, compuesta por el gran cantautor cubano César Portillo de la Luz e interpretada por el propio José José.

¡Espero que la disfrutéis!

Jorge Martins de Almeida

“Tú, mi delirio”

Si pudiera expresarte
cómo es de inmenso
desde el fondo de mi corazón
mi amor por ti.

Este amor delirante,
que abraza mi alma
es pasión que atormenta
mi corazón.

Siempre tú estás conmigo
en mi tristeza.
Estás en mi alegría
y en mi sufrir.

Porque en ti se encierra
toda mi vida.
Si no estoy contigo, mi bien,
no sé vivir.

Es mi amor delirio
de estar contigo
y yo soy dichoso, mi bien,
porque me quieres también.


Fuentes consultadas:

Biografía de José José — Radio Espacial

José José: biografía completa del Príncipe de la Canción (vida, canciones y muerte) - Revista Caras

Biografía de José Jose: El Príncipe de la canción, resumen de vida (historia-biografia.com)

Biografía de José José corta y resumida (biografiacortade.com)

domingo, 26 de junio de 2022

Musiclicando Retro: “Cheo Feliciano, una voz, mil recuerdos”

José Luis Feliciano Vega, conocido artísticamente como Cheo Feliciano, nació el 7 de julio de 1935, en Ponce (Puerto Rico). Ya desde su niñez escuchaba las canciones románticas interpretadas por el trío Los Panchos, pero su pasión era la percusión, por eso, cuando Feliciano tenía tan solo 8 años formó parte de su primer grupo musical llamado El Combo las latas, porque todos los instrumentos estaban hechos con latas. Por esta razón, Cheo les pidió a sus padres que lo matriculasen en la Escuela Libre de Música “Juan Morel Campos de Ponce (Puerto Rico), algo que lo preparó para la lectura musical. 

En 1952, a los 17 años de edad, Cheo junto a su familia tuvo que irse a vivir a Nueva York (Estados Unidos) por problemas económicos en Puerto Rico. Así que Cheo dejó la escuela secundaria y decidió seguir la carrera de músico, puesto que empezó a estudiar con las grandes orquestas latinas que estaban en Nueva York y, además de actuar como percusionista, algunas veces cantaba junto con los músicos.

Ya a sus 19 años, Cheo recibió de Tito Rodríguez (gran maestro, puertorriqueño) su primera oportunidad para cantar como profesional. Entonces, aunque estaba un poco nervioso, alcanzó un total éxito en su presentación, de manera que el público presente le pidió que cantase otra canción. Así, Feliciano fue invitado a formar parte como cantante principal del Sexteto musical de Joe Cuba y junto a esta agrupación musical permaneció desde 1959 hasta 1965, 6 años exitosos en los que grabaron 17 álbumes con temas tan conocidos por el gran público como: “A las seis”, “Como ríen” y “Oriente”, compuestos por Cheo y Nick Jiménez.

A partir de ahí, Cheo pasó a ocupar un lugar muy importante en las principales agrupaciones de salsa, en las cuales estaban también los mayores maestros de este ritmo, como Frank Machito Grillo, Tito Puente o Eddie Palmieri. Con este último realizó numerosas presentaciones, además de grabar el álbum inolvidable de Eddie Palmieri titulado Champagne, con temas como “Busca lo tuyo” y “Ay que rico”. En 1971, Cheo optó por seguir una carrera en solitario, grabando su primer disco titulado Cheo, con temas que se convirtieron en verdaderos himnos, como “Anacaona” y “Mi triste problema”, creados por su gran amigo y compositor puertorriqueño Catalino Tite Curet Alonso, por lo tanto, este era un nuevo ciclo artístico en su vida. 

A partir de ahí, Cheo reconoció en el bolero el estilo musical más adecuado para su carrera artística y grabó algunos álbumes. Asimismo, fue invitado a participar en el Carnaval de Santa Cruz de Tenerife (España); incluso en su exitosa carrera en solitario lanzó temas muy conocidos como: “Buscando amor”, “No vuelvo más”, “Es muy fácil”, “Mi tierra y yo”, “Los entierros” o “Juan albañil”, entre otros. Por otra parte, participó en un homenaje especial a Benny Moré, junto a Celia Cruz. 

En el año 2000, Feliciano prestó, también un merecido homenaje a los grandes músicos: Tito Rodríguez, Ismael Rivera, Frankie Ruiz, Mon Rivera, Gilberto Monroig y Santitos Colón, con el álbum titulado Una voz, mil recuerdos, producido por la Fundación Nacional para la Cultura popular de Puerto Rico. Sin duda, Cheo Feliciano a lo largo de su trayectoria artística grabó muchos discos que, hasta los días actuales, están y estarán presentes en la vida de sus millones de fanes de todo el mundo, siempre con su voz potente e incomparable. 

En suma, Feliciano interpretó con maestría muchos ritmos, como salsas, guarachas y boleros, entre otros, por eso recibió muchos premios, sobre todo en su tierra natal Puerto Rico, pero infelizmente Cheo Feliciano falleció el 17 de abril de 2014, víctima de un accidente automovilístico, dejando un gran legado musical. Por esta razón, y para homenajear a este gran artista, seleccioné una canción titulada “Mi triste problema”, compuesta por Tite Curet Alonso e interpretada por el propio Cheo Feliciano.

¡Espero que la disfrutéis!

Jorge Martins de Almeida




Mi triste problema”

Vivir a tu lado
con el pensamiento fuera de lugar.
Seguir angustiado
viendo que se pierde la felicidad.

Estar convencido
de que en un vacío peor que el olvido.
Se hundió todo aquello
que siendo tan nuestro ya es tiempo perdido.

Andar con la pena
de que nadie sepa cuál es mi dolor.
Sentir mi problema y vivir la vida
con cara de amor.

Y con pesadumbre
contestarle al mundo que nada ha pasado.
Como de costumbre seguir mí camino
sonriendo a tu lado.

Andar con la pena
de que nadie sepa cuál es mi dolor.

Sentir mi problema y vivir la vida

con cara de amor.

Y con pesadumbre
contestarle al mundo que nada ha pasado.
 Como de costumbre yo seguir mi camino
sonriendo a tu lado.

Andar con la pena

de que nadie sepa cuál es mi dolor.


Fuentes consultadas:

Historia y biografía de Cheo Feliciano (historia-biografia.com)

Biografía Cheo Feliciano - La Hermandad Salsera

Biografia de Cheo Feliciano (americasalsa.com)

CHEO FELICIANO - "Herencia Latina"

jueves, 16 de junio de 2022

Serie: HIT. Temporada 1 - Capítulo 3: "El proceso"

 

El Gacetero

El proceso de cura ha empezado. Los adolescentes se reúnen por primera vez con el maestro que promete cambiarles la vida. Es un acto de coraje enfrentarse solo a seres que tienen tantos y tan diversos problemas. Seguro que uno ayudará al otro porque, por lo que parece, el trabajo de Hugo será demostrar la importancia de vivir en grupo, por esta razón, usará la terapia de grupo. Sin embargo, necesitará que se forme un equipo cuyos miembros se fíen de cada uno, sin miedo, sin prejuicios y con mucha empatía hacia el prójimo. ¿Logrará Hugo su objetivo? A ver... 

El primer encuentro salió fatal. Un desastre, diría yo. No tengo duda de que YO no volvería al día siguiente. Pero, Hugo tiene perseverancia y necesita a sus adolescentes. Me parece que él se ve reflejado en ellos y, por lo tanto, sabe que ellos le necesitan. Tal vez necesite reparar un error del pasado y esa sería la oportunidad de no cometer otro. Desde otro punto de vista, como es un adicto, le gusta la adrenalina de estar de forma constante frente a un desafío, para olvidarse de sus problemas o incluso de sí mismo, probablemente. Puede que sea un orgulloso y crea que solo él puede mostrarles la salida a los adolescentes. Una salida que está buscando desde hace tiempo. ¿Le ayudarán los alumnos a encontrar una solución a sus problemas?

Aún es muy temprano para obtener respuestas tan rápidas. Se trata de un personaje muy complejo, difícil de descifrar, así como sus rebeldes alumnos. Pero, en este capítulo, se desvela  uno de sus traumas. Su amiga, la joven con la que comparte el piso, y él vivieron un acto violento en un centro educativo, en los EE. UU., donde daban clase de español. Un alumno entró en el Instituto disparando, hiriendo y matando a aquellos que se cruzaban en su camino. Uno de los proyectiles alcanzó a la amiga de Hugo, dejándola parapléjica. Ahí está el motivo por el que se desesperaba cuando oía un sonido parecido al de un disparo y la relación fraternal que mantenía con su amiga. Esa historia de sus vidas ha sido contada a los alumnos rebeldes para que entiendan a dónde se puede llegar cuando uno se dejar llevar por lo malo, la indiferencia y la falta de respeto a la vida. La vida está llena de elecciones, pero su amiga no eligió estar en una silla de ruedas, aunque sí eligió seguir adelante con alegría y amor, no dejando que ese hecho terminase con sus sueños.

El chico que disparó en el centro estadounidense tenía un hermano gemelo, hijo de una familia de clase media, sin problemas graves. Entre tanto, en un cierto momento, uno de los gemelos sigue el camino del estudio y destacar por su desarrollo escolar, en cambio, el otro se hunde en un mundo oscuro de violencia, exclusión social y revuelta. O sea, el mal no es algo físico, si no psicológico y, tal vez, esté relacionado con el carácter del individuo. En este sentido, hay que prestar atención a los cambios de humor o de comportamiento, para salir rápido de ese momento de oscuridad y, si no se logra, hay que buscar ayuda. Aunque ese discurso fue para todos, los alumnos siguieron con el plan de hacerle una jugarreta durante la clase con Hugo, coordinada por una de las chicas, la que influye y manipula a sus colegas por el placer de tener el poder. Me espantó el hecho de que ninguno de los alumnos se interpuso para evitarlo. Me pregunto entonces: ¿Estarán envueltos/involucrados en el mal y ya no sentirán empatía por/hacia el otro?

Yo ya tengo una respuesta para esta pregunta, querido lector. Pero, me gustaría que vieras este capítulo para que tengas tu propia conclusión sobre el tema. A veces, no tengo esperanza cuando veo y vivo situaciones como estas, que el capítulo nos presenta, ¡Ojalá HIT cambie mi punto de vista!