Definición de Correveidile:

1. Persona que trae y lleva cuentos y chismes // 2. Blog de los amantes de la lengua de Cervantes

lunes, 23 de mayo de 2016

Un español rehace el camino de Don Quijote

(Traducción del artículo publicado en el periódico Folha de São Paulo el día 30 de abril de 2016). 

José Ramón dejó su empleo de guardia de seguridad
para hacer el trayecto del personaje en bicicleta.


Don Quijote quería ser caballero. José Ramón Gándara, de 32 años, soñaba con ser policía. El joven español estuvo 6 años preparándose para el examen de acceso a la carrera de policía, pero, del mismo modo que el personaje cervantino, fracasó en su intento. Acabó siendo guardia de seguridad en un hospital psiquiátrico de la Comunidad valenciana de Castellón.

Equilibrándose entre la locura y la fantasía, Gándara dejó su empleo el año pasado, cuyo sueldo era de 1400 euros mensuales, para seguir el trayecto hecho por Don Quijote en el libro del escritor español Miguel de Cervantes -cuyo IV centenario de su muerte se celebró este año. Si el caballero de la novela cervantina buscaba aventuras, el ex-guardia buscaba soluciones para sus dudas existenciales. Después de que Gándara leyese el libro clásico de Cervantes, en 2012, se quedó alucinado con él. 


Aquel año viajó por Castilla La Mancha como un turista común y vio, por primera vez, las ciudades que sirvieron de escenarios para el libro. "Llevaba El Quijote al trabajo todos los días. Durante la madrugada, en medio de los gritos de los pacientes del hospital, recordaba mi viaje y cómo había sido feliz"- dijo el joven. Una vez planeado el segundo viaje, que sería en 2015, no era suficiente seguir la ruta del caballero: por eso, en vez de un caballo andante, se llevó su bicicleta. Y en vez de un casco, forjó su propia armadura de caballero. Algunos días después, empezó su jornada.

Sus padres, con quién aún vive, no se sorprendieron con lo que pasó. "Ellos me conocen, sabían que no cambiaría de idea". Sus colegas de trabajo no lo creían, "querían ingresarme en el mismo hospital en el que trabajaba"- recuerda. Pero no hubo manera de sacarle la idea de la cabeza. Partió con el libro en la mochila, una tienda de campaña y una cámara, con la cual registró su experiencia -que fue divulgada en "Tras los Pasos del Quijote" en Facebook y en Instagram (@traslospasosdelquijote).




Durante 5 días recorrió 250 kilómetros y siete ciudades. "Esperaba llegar a los lugares y leía los fragmentos donde habían ocurrido las cosas". Cuando vio los molinos de viento que Don Quijote creía que eran gigantes, Gándara pensó en su propia ignorancia y en cómo la realidad está camuflada. Allí permaneció "durante 40 minutos hasta que pudo sacar una bella foto". El Toboso, donde la musa Dulcinea "esperaba" al hidalgo, fue el último sitio de la ruta. "Llegué a la cuidad por la noche, como pasó en la escena del libro. Me senté en una plaza, en frente a la Catedral, y leí el libro durante horas".

Ante Dulcinea del Toboso

Formando parte del 53,2% de los jóvenes en paro en España, José afirma que se reencontró a sí mismo: "Me inscribí en un curso de fotografía. Ya hago trabajos temporales en fiestas de amigos y excursiones". En junio, revivirá la peregrinación. La principal duda es si usará la armadura de latón. "Quedó bonita, pero pasé un calor terrible". 


Meron Soda



2 comentarios:

  1. La verdad es que hay que ser muy valiente para hacer algo así... Sin duda, sus vivencias han tenido que ser increíbles. Las fotos ya reflejan parte de su aventura y de su humor. Gracias, Meron Soda, por hacernos llegar noticias tan interesantes!!

    ResponderEliminar
  2. Esperamos tener prontamente más noticias sobre las nuevas aventuras de Gándara!

    ResponderEliminar