Definición de Correveidile:

1. Persona que trae y lleva cuentos y chismes // 2. Blog de los amantes de la lengua de Cervantes

miércoles, 4 de mayo de 2016

Abraham Lincoln

Abraham Lincoln (Hodgenville, Kentucky, 12 de febrero de 1809 - Washington D.C., 15 de abril de 1865) fue un abogado y político estadounidense, además del decimosexto presidente de los Estados Unidos y el primero elegido por el Partido Republicano. Nació en el seno de una familia de colonos cuáqueros, el 12 de febrero de 1809, en una granja situada cerca de la ciudad de Hodgenville, en el Estado de Kentucky, lugar que en la actualidad es un parque histórico nacional. Abraham Lincoln era escéptico con respecto a las religiones. A pesar de haber crecido en el seno una familia bautista sumamente religiosa, nunca se unió a ninguna iglesia en concreto.




Durante su infancia y su juventud, épocas estas marcadas por la pobreza de su familia, recorrió el Mississippi y vivió de cerca las condiciones infrahumanas que padecían los esclavos negros. En julio de 1831, Lincoln contaba ya con veintidós años de edad cuando se hizo cargo de un almacén con un molino, en Nueva Salem. Tenía veintitrés años cuando dejó la granja donde trabajaba para combatir como soldado raso en la guerra contra los indios. Mientras tanto, emprendió su formación autodidacta y, hacia 1836, logró licenciarse en Derecho.

Dos años antes, su actitud contraria a la esclavitud lo había conducido a intervenir en política, lo que le valió su elección como diputado de Illinois entre el período de 1834 a 1842. Entonces, en 1846 fue elegido congresista de la Cámara de representantes del Congreso de los Estados Unidos, por el Estado de Illinois, cargo que ocuparía desde 1847 hasta 1849.


Cabe recordar que fue en 1846 cuando estalló la guerra contra México (1846-1848). La arrolladora victoria norteamericana supuso la anexión definitiva de Texas y la incorporación, a los Estados Unidos, de los territorios de la Alta California, Nuevo México, el norte de Sonora, Coahuila y Tamaulipas. Lincoln se había opuesto con firmeza a la guerra desde el principio, por lo que el desenlace favorable de la misma le hizo perder muchos votos, y fracasó en las elecciones senatoriales de 1849.



Decepcionado por esta derrota, se retiró de la política y durante seis años trabajó como procurador. Tuvo una práctica exitosa en Illinois tanto antes como después de su período en la Cámara de Representantes. Se casó con Mary Todd Lincoln en 1842, de cuya unión nacieron cuatro hijos, todos varones. Solamente su hijo mayor, Robert Todd Lincoln vivió hasta llegar a adulto y tuvo descendencia.




En la Convención Nacional del Partido Republicano de 1860, Lincoln se enfrentó a varios candidatos republicanos poderosos que aspiraban a la Candidatura Presidencial del partido. Esto ponía de manifiesto que el carisma de Lincoln compensaba su relativa falta de experiencia y de peso político. En la tercera votación de la Convención, efectuada el 16 de mayo, Lincoln derrotó a sus compañeros de partido y se convirtió en el candidato oficial del partido para la Presidencia de los Estados Unidos.

En las elecciones presidenciales del 6 de noviembre de 1860, Lincoln obtuvo el 39,82% de los votos populares (1 865 908 votos). Los tres opositores de Lincoln habían sumado casi tres millones de votos, contra los menos de dos millones de Lincoln; pero en el Colegio electoral Lincoln tenía 180 grandes electores, contra 123 que sumaban sus opositores (se necesitaban 152 para ganar). Así que Lincoln fue el vencedor y salió elegido Presidente.




Históricamente, durante la primera mitad del siglo XIX se configuraban en los vastos territorios de los Estados Unidos dos tipos de economías divergentes. Los Estados del norte se habían industrializado, comenzando por las fábricas textiles y manufactureras, y que llegaron a alcanzar un prestigio considerable. Sus intereses pasaban por el mantenimiento de una política aduanera proteccionista para defenderse de la industria europea, más antigua y mejor equipada, que generaba unos productos de calidad superior. 


En los Estados sureños gobernaba una clase aristocrática de terratenientes que utilizaba como mano de obra a esclavos negros en sus inmensas plantaciones. Su economía se basaba, casi exclusivamente, en el cultivo y comercio del algodón, que la esclavitud permitía producir a muy bajo coste. Como todo sistema de monocultivo, dependía estrechamente tanto de las condiciones del mercado como de la salida de la mayor parte de su producción, que estaba en el exterior. Además, era imprescindible para la economía de la sociedad sureña tradicional, así como para mantener el estilo de vida de aquel mundo elegante, culto y refinado, hoy archiconocido por aquel bucólico y estereotipado retrato trazado en los primeros compases de la película Lo que el viento se llevó (1939).


Cuadro The Peacemakers (1868), de George P. A. Healy

Lincoln se había manifestado como uno de los más firmes antiesclavistas, por lo que esta elección no podía sino desencadenar la reacción de los Estados sureños. Así que, antes de que Lincoln asumiera oficialmente la presidencia, el Estado de Carolina del Sur tomó la iniciativa de salir de la Unión. Siguiendo los pasos de Carolina, muy pronto por otros diez estados se declararon independientes. Consumada sin dificultad la secesión, los estados escindidos se organizaron en una nueva unidad política: la Confederación o Estados Confederados de América, con capital en Richmond (Virginia) y Jefferson Davis como presidente.


Los sudistas esperaban que Washington no reaccionase y, además, confiaban en la presunta superioridad militar de sus élites aristocráticas y caballerescas para disuadir al gobierno de cualquier plan de agresión. La secesión no significó la guerra inmediata. Lincoln denegó a los secesionistas el derecho de abandonar la Unión, intentó evitar un conflicto armado y restaurar la unidad formando un gobierno de coalición con los sudistas, pero fueron los Estados del sur los que iniciaron las hostilidades al atacar el 12 de abril de 1861 Fort Sumter, un enclave federal que defendía la entrada del puerto de Charleston.

En 1861 se inicia un prudente programa antiesclavista, mediante dos Leyes de confiscación para la liberación de los esclavos utilizados por los confederados, con fines militares, y la abolición de la esclavitud en el distrito federal de Columbia. El proceso culminó en julio de 1862, cuando Lincoln comunicó a su gabinete que pensaba dictar la Proclamación de la emancipación, aunque tuvo mucho cuidado para suavizar la aplicación de la misma en los estados fronterizos que fueron excluidos. La Proclamación llegó el 1 de enero de 1863.


Lincoln presenta a su gabinete el decreto de abolición de la esclavitud
(óleo de Francis Bicknell Carpenter)


La Guerra Civil estadounidense (1861-1865) se convirtió en el conflicto más sangriento en el continente. La superioridad era de los veintitrés estados del norte, en cuanto a población y recursos bélicos, aunque los estados del sur organizaron enseguida su defensa y la riqueza de sus clases dirigentes les permitió adquirir armamento en Europa.


Al comienzo de esta guerra, el ejército sudista compensó la inferioridad de fuerzas con su capacidad de iniciativa, su habilidad de maniobra y la preparación de sus soldados. El ejército del norte fue imponiendo progresivamente su superioridad y, a partir de sus victorias en Vicksburg y Gettysburg en julio de 1863, el curso de la guerra se inclinó a su favor. A ello contribuyó también considerablemente la habilidad táctica de los generales Ulysses S. Grant y William T. Sherman, además de los efectos de un bloqueo naval, que causó graves perjuicios económicos a la Confederación y la privó de suministros de todo tipo.

Considerado como el primer gran conflicto bélico moderno, caracterizado por la extrema crueldad con la población civil, el uso masivo de medios de combate modernos y la destrucción sistemática por parte de los yanquis de las plantaciones sudistas, la Guerra de Secesión arrojó un macabro balance de entre seiscientas mil y un millón de víctimas, entre civiles y militares. La abolición de la esclavitud desfondó la economía agrícola de los arrasados estados sureños en los que, a pesar de que se sancionó legalmente la falta de libertad de los negros y se reconoció su derecho a voto, no podría ya borrarse la discriminación y la segregación racial.


Con el general McClellan
(Antietam, Maryland, 1862)
La Convención Nacional del Partido Republicano, celebrada entre el 7 de junio y el 8 de junio de 1864 en la ciudad de Baltimore, votó por mayoría aplastante a favor de la candidatura de Lincoln para un nuevo período presidencial. Tan solo 22 delegados de la Convención votaron en contra de Lincoln. En el año 1864, Lincoln debía enfrentarse a una elección presidencial, una situación sin precedentes teniendo en cuenta que sería realizada durante una guerra civil.

Sin embargo, la larga guerra y el asunto de la emancipación parecían imposibilitar la reelección del presidente; pero una serie de victorias militares de la Unión justo antes de la elección cambiaron dramáticamente la situación a favor de Lincoln. En noviembre de 1864, cuando las fuerzas del norte ya dominaban casi por completo la situación y el fin del enfrentamiento bélico se veía próximo, Lincoln fue reelegido para un segundo mandato con un programa de reconstrucción nacional

Con su ejército dividido y debilitado por las deserciones, el general sudista Robert E. Lee se rindió ante Ulysses Grant en Appomattox, el 9 de abril de 1865. Finalizada la guerra, el problema inmediato planteado fue el de la reconstrucción de la Unión. Lincoln era partidario del restablecimiento de la Federación en igualdad de derechos para todos los Estados, además de registrar en la Constitución el fin de la esclavitud y de iniciar de inmediato la reconstrucción del país; así que preconizó una rápida readmisión de los antiguos confederados, con unas garantías mínimas, y la condición de que aprobasen la decimotercera enmienda a la Constitución, que suponía la abolición de la esclavitud.

En noviembre de 1864, Lincoln fue reelegido presidente de los Estados Unidos. Poco tiempo después anunció su apoyo al derecho limitado de sufragio para los negros en Luisiana. Ante la posibilidad de que los negros adquirieran el derecho a voto, John Wilkes Booth, un actor famoso, le disparó a Lincoln en el Ford's Theatre de la ciudad de Washington el 14 de abril de 1865.

El presidente, mortalmente herido y tras ser atendido por el joven médico militar Charles August Leale presente en el teatro, fue llevado a una casa atravesando la calle, donde entró en coma hasta que falleció poco después de las siete de la mañana, hora a la que solía empezar a trabajar. Booth y varios de sus compañeros fueron al fin capturados, aunque más tarde se demostró que algunos de ellos eran inocentes. La excepción fue Booth que fue abatido por un policía.


El asesinato de Lincoln en el Ford's Theatre
Lincoln fue, entonces, el primer Presidente norteamericano asesinado. Su cuerpo fue trasladado en tren, en una procesión fúnebre, que lo llevó por varios Estados. Miles de personas se alinearon junto a las vías, mientras el tren funerario lo conducía desde Washington hasta su descanso final en Springfield, Illinois. La nación se afligió por un hombre al que muchos consideraron el salvador de los Estados Unidos, así como el protector y defensor de lo que el propio Lincoln llamó: "El gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo".


Tren del cortejo fúnebre de Lincoln

Los ciudadanos estadounidenses consideran a Abraham Lincoln como uno de los padres de la patria. Él fue el capitán habilidoso que consiguió llevar a su nación a un puerto seguro durante el momento más tempestuoso de la Historia. Sus convicciones garantizaron el triunfo del Capitalismo industrial y el principio de un impresionante despegue económico. La fisonomía del país se transformó con rapidez, configurando los Estados Unidos que hoy en día casi todos conocemos.

Pepe Cocodrilo
(Adaptado de diversas fuentes)



5 comentarios:

  1. La biografía de Lincoln ayuda a deshacer algunos de los estereotipos románticos de los hechos históricos que el cine nos ha presentado, muy interesante...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Marta, buenos días.

      Seguro que una de las estrategias del cine es de edulcorar, hacer glamuroso o

      que no tiene glamur y el peor de todo, reescribir los hechos a su antojo.

      Gracias por tu visita a este humilde pantano ...

      Eliminar
  2. Por eso siempre es interesante leer tras viajar por el universo del celuloide... Así que gracias por tus apuntes y tus aportes semanales desde tu pantano. Mil besos,

    ResponderEliminar
  3. Pepe Cocodrilo...Tenia que ser un ingeniero y curioso! Su escrutinio en la mirada dice mucho sobre el afán observador, felicitaciones por los temas! Sigue así, me ha parecido muy interesante lo de la proporción áurea. Si te gusta la ciencia te puedo recomendar un programa en Radio Nacional de España en donde yo mismo sacio mi curiosidad: todos los miércoles en radio de RNE, en 24 horas creo que se llama "tertulia temática". Sólo los miércoles. Los podcast aqui: http://www.rtve.es/alacarta/audios/24-horas/24-horas-tertulia-politica-31-05-16/3621680/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jorge, buenos días.

      Grato por tus palabras. Te invito a escribir un texto en este espacio cultural ¿vale?

      Preciosa la sugerencia del programa de RNE. Voy sintonizar.

      Ahora que sabes el camino, venga visitar nuestro blog siempre y siempre.

      ¡Abrazo!

      Eliminar