Definición de Correveidile:

1. Persona que trae y lleva cuentos y chismes // 2. Blog de los amantes de la lengua de Cervantes

lunes, 9 de mayo de 2016

Así nació São Paulo

Se estrena esta nueva sección llamada: "Ecos del Pasado" que recorrerá momentos importantes e inolvidables de la Historia de Brasil. 

Era el 25 de enero de 1554 y, para inaugurar el colegio, situado en medio a una tribu de indios, doce o trece jesuitas celebraban una misa. Como la fecha era la de la conversión de San Pablo, a él se le dedicó la obra. Estaba fundada la ciudad que un día vendría a ser la mayor de América del Sur.

La idea fuera de Manuel da Nóbrega, sacerdote jesuita portugués que soñaba con crear un mundo de pureza, lleno de ideales cristianos y alejado de los valores mundanos que, según él, habían corrompido la sociedad europea. Por lo tanto, quería enseñar a los indígenas sus creencias para que, de este modo, pudiera crear su mundo nuevo. Así, surgió la idea del colegio.

El sacerdote anduvo de un canto a otro de Brasil, tierra descubierta hacía cincuenta años y todavía no muy explotada, en búsqueda del sitio ideal. Tras muchas andanzas, acabó por llegar al terreno donde hoy queda el casco histórico de San Pablo, en el interior del país.

Muro original del Colegio

En verdad, no solo a la fe se debió toda la empresa. La Corona portuguesa trataba de encontrar oro en Brasil, algo que, hasta entonces y durante los siguientes ciento cincuenta años, no resultaría en nada. Por lo tanto, el intento del cura de adentrarse en el territorio brasileño también le agradaba al Rey y a eso se achaca parte del éxito.

Además de los indios, ya vivía en la región un portugués, probablemente un náufrago, que se había relacionado con ellos, tenido muchos hijos y, como era costumbre entre los nativos, desposado muchas mujeres. Su nombre era João Ramalho y Nóbrega tuvo que tratar con él.

Sin duda, no fue nada fácil para el sacerdote, tan preocupado con los valores cristianos, tener que aliarse con un hombre que representaba todo lo que depreciaba. No obstante, sin la bendición del portugués por allí nada lograría; con que, para amansar su remordimiento, lo casó con Bartira, la hija del jefe de los indígenas locales. Los tres, tanto el cura como los novios, aún son recordados por calles de la ciudad.

Por fin, entra el último personaje de esta historia, el padre José de Anchieta, español y también jesuita que, a mando de Nóbrega, fue responsable por celebrar la misa supracitada, en un colegio con paredes de barro y techo de paja, con catorce pasos de longitud y diez de ancho.


En medio de los miles de edificios de San Pablo, el colegio aún existe y puede ser visitado, ahora con el nombre Pateo do Collegio, aunque de la construcción original nada haya restado. Sin embargo, todavía se conserva una pared de barro de 1585 que, gracias a la reconstrucción realizada en el Siglo XX, permite tener una idea de lo que allí un día se encontraba.

Pateo do Collegio, en la actualidad

Quizá ni tan siquiera el propio Manoel da Nóbrega, el padre idealista, podía sospechar que de su empresa, en el interior de Brasil, nacería la mayor ciudad del país católico más grande del mundo y que, casi quinientos años después, el simple colegio que creara continuaría en manos de la misma orden a la que pertenecía.

De igual forma, es probable que ni en sus sueños más utópicos el Rey de Portugal, Don Juan III, imaginara que un día, de la villa que se originaría del colegio idealizado por Manoel da Nóbrega, saldrían los hombres que hallarían las más grandes reservas de oro hasta aquel momento descubiertas.

         Así es la historia.

Lipe de Vega

{Sobre el autor: Tal vez todos crean que tal estirpe del gran Lope de Vega se perdió en los derroteros de la Historia, pero hasta el Blog Correveidile ha llegado de nuevo la leyenda por medio de una rama perdida que desciende directamente del gran dramaturgo español del siglo XVI y que se dedicará a reconstruir momentos de la Historia de Brasil. Pero que lo sepan todos: Del gran Lope ha heredado solo el dominio magistral del castellano y parte del nombre. Nada tiene de la naturaleza coqueta de dicho escritor. En este tema de mujeres, está más para Carlos, el Rey Emperador: ¡Hombre de un único amor!...}


Bibliografía:
TOLEDO, Roberto Pompeu de. A capital da solidão. Rio de Janeiro: Objetiva, 2003.
http://www.pateodocollegio.com.br/cultura/pateo-do-collegio-linha-do-tempo/

3 comentarios:

  1. Excelente recordatorio, Lipe de Vega. Te deseo suerte en tu nueva andanza.

    ResponderEliminar
  2. Caro Lipe de Vega, ¡Bienvenido!

    En la condición de colega de estudios y vecino de blog, deseo que sigas por mucho y mucho tiempo en nuestra compañia.

    Un texto magnifico. ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  3. Lipe de Vega, me encantó tu texto sobre el Pateo do Collegio. Aprovecho para decir que allí, junto al museo de Anchieta, hay un café muy bueno donde se puede comer un pastel maravilloso, jejeje. Gastronomia también es Cultura y História. ;)

    ResponderEliminar