Definición de Correveidile:

1. Persona que trae y lleva cuentos y chismes // 2. Blog de los amantes de la lengua de Cervantes

martes, 13 de junio de 2017

"Acoso y delitos académicos en la Universidad"

Hola amigos/as:

Me llamo Elena Gallego www.elena-gallego.com y llevo tres décadas viviendo en Japón dedicada a la docencia, traducción e investigación. 

Desde hace años estoy siendo acosada y amenazada por denunciar los delitos y agresiones que se producen en el ámbito de la japonología en el mundo editorial y las universidades e instituciones públicas españolas. 

Mi caso ya está en los medios de comunicación pero las instituciones siguen cruzadas de brazos y apoyando a los agresores. Sabemos que no es posible el acoso sin la connivencia de todo el mundo alrededor. 

Los bibliotecarios de Burgos han escrito en su blog en mi apoyo. Aquí está el enlace: http://burgostecarios.blogspot.jp/2017/05/apoyo-elena-o-la-pastora-marcela.html

Un fuerte abrazo,
Elena Gallego


También te puede interesar:  

12 comentarios:

  1. Querida Elena Gallego,
    Deseo que su voz sea un eco estruendoso que mueva todos los pueblos y culturas hacia su lucha. Seguramente todo lo que hoy le pasa a usted, mañana se convertirá en un gran legado a las generaciones, pues, además de la falta de ética y carácter por detrás de esa perseguición, aún creo en el surgimiento de la legítima libertad. Los escritores, lectores, traductores y cultos de todo el mundo sabrán su nombre, lo crea y resiste. Ojalá logre todo el apoyo que su causa merece.

    Cordiales saludos,

    Carolina Vogler

    ResponderEliminar
  2. Amiga Elena:

    Estamos contigo, cuentas con esta plataforma para que no se apague tu voz ni puedan con tu brillo.

    Mil besos,

    ResponderEliminar

  3. Hola, soy Elena Gallego.
    Muchas gracias por vuestro apoyo, empatía y colaboración.
    Aunque mi caso llegue a resolverse favorablemente, nos queda mucho por conseguir.
    La violencia contra las mujeres no va a desaparecer por la sencilla razón de que no
    estamos preparados como sociedad para identificarla ni combatirla.
    Ahí están las cifras, la pasividad y falta de conciencia ante la gravedad de la situación.
    En mi caso estoy sufriendo violencia de género académica y quienes contemplan con
    su silencio cómplice (Véase Aurelio Arteta, Mal consentido, Alianza editorial) la brutalidad
    con que soy acosada, aunque no pertenezcan al grupo de los atacantes directos, no entienden
    que son ellos mismos quienes alimentan esa espiral de violencia, llamada "La espiral del silencio"
    (véase Elizabeth Noelle-Neumann, ed. Paidós).
    Es decir, no solo somos responsables de lo que hacemos sino de lo que no hacemos y no
    defendemos.
    Algunos hombres se han caracterizado a lo largo de la historia por silenciar y utilizar el trabajo
    de las mujeres, extorsionaras, usurpar su lugar y sus méritos. No entiendo por qué tengo que soportar
    en silencio durante años esta situación en pleno S. XXI, a plena luz del día y ante la connivencia de todos
    mis compañeros, autoridades y personas con cargos de responsabilidad, que me violentan continuamente
    para silenciarme.
    Estas personas están ejerciendo una violencia indirecta hacia todo mi entorno, ya que la violencia
    es como una enfermedad o accidente, solo que ajeno a los designios divinos y consentido por las
    mismas personas que en otros tiempos crucificaron a Cristo.
    Es importante constatar este hecho porque mi universidad es Católica, cristiana y jesuitica, Ad maiorem
    Dei gloriam.
    Un fuerte abrazo y muchas gracias por vuestra ayuda,
    Elena Gallego
    https://www.youtube.com/channel/UCoUlZNplPUWCJvCrGFPoEuw

    ResponderEliminar
  4. Escribo desde Zaragoza, España, Quiero unir mi voz a la de tantas mujeres que se ven acosadas , vilipendiadas por hombres que no entienden que se puede convivir sin estos arranques Homófonos, machistas, de violencia, que tenis , (algunas mujeres desgraciadamente???) en todos los ámbitos, de la cultura como este caso, pero desgraciadamente en el de la política también y nombro estos dos porque parecen que tendrían que ser "ejemplares" . hoy leía un tuit de Leticia Dolera ✔De qué sirven vuestros minutos de silencio contra al violencia d género si luego en la tribuna os comportáis como unos machistas?.

    ResponderEliminar
  5. Hola Elena,
    Sigo con muchísimo interés tu caso.
    Se supone que la universidad está para investigar y no para vampirizar el trabajo de otros.
    Si la justicia existe, la verdad saldrá a la luz.
    Ánimo y adelante!!

    ResponderEliminar
  6. Soy Mabel Ruiz, una maestra de primaria de Zaragoza. Animo Elena, sabes que no estás sola aunque sí en primera linea. Este curso he visto con mis alumnos, por sugerencia tuya, la película "Figuras ocultas". Causó estupor entre mi alumnado que, jamás había pensado, que en un lugar como la NASA el papel de las mujeres hubiera sido tan decisivo. Y les surgió la pregunta: ¿ha sido así o es así en otros lugares? Si, ha sido y es así desgraciadamente. Ahora, al menos, se alzan voces que lo ponen sobre la mesa. Hablemos de ello abiertamente y que la justicia haga su trabajo ya que las personas, hemos perdido el "oremus".

    ResponderEliminar
  7. Elena Pérez Guembe - Prof. Arquitectura RPI Troy, NY17 de junio de 2017, 15:47

    Gracias Elena por tu resiliencia, por luchar en favor de la justicia, en contra del plagio, del abuso y del uso del esfuerzo y trabajo ajeno y, de forma más amplia, de las desigualdades, los ostracismos, aislamientos y falta de apoyo que tenemos que padecer las mujeres constantemente en nuestros trabajos, de forma más dura y acusada cuando llegamos a ciertos niveles en nuestra carrera profesional. Entonces para que nos dejen avanzar un pasito, o a veces simplemente para poder seguir haciendo nuestro trabajo, tenemos que hacer esfuerzos titánicos y aguantar situaciones miserables. Gracias por tu voz, porque es la voz de todas.
    Tanto como si eres mujer como si no quisieras que tu mujer o tu hija o tu amiga tuviese que sufrir estas situaciones que agotan y consumen tanta energía que bien invertida daría tanto. Esta es la lucha de todos, hombres y mujeres con un mínimo sentido común que desean un mundo mas cooperativo y justo. Gracias por abrir brecha, por mantenerte en la brecha. Adelante.

    No Desistas

    Cuando vayan mal las cosas,
    como a veces suelen ir;
    Cuando ofrezca tu camino
    solo cuestas que subir;
    cuando tengas poco que haber
    pero mucho que pagar
    y precises sonreír
    aún teniendo que llorar;
    cuando ya el dolor te agobie
    y no puedas ya sufrir,
    descansar acaso debes,
    pero nunca resistir.
    Tras las sombras de la duda,
    ya plateadas ya sombrías,
    puede bien surgir el triunfo:
    no el fracaso que temías.
    Y no es dable a tu ignorancia
    figurarse cuan cercano
    puede estar el bien que anhelas
    y que juzgas tan lejano.
    Lucha pues,
    por más que en la brega tengas que sufrir.
    Cuando todo esté peor,
    más debemos insistir!
    -Rudyard Kipling

    ResponderEliminar
  8. Saludamos desde Burgos a la Correveidile del otro lado del Atlántico. Además, por esta causa tan común de Elena.

    Continuamos en el foro público.

    Ignacio

    ResponderEliminar
  9. Muchisimo animo Elena y sobre todo muchas gracias por tu garra y coraje!
    Estamos contigo!

    Adelante!!

    ResponderEliminar
  10. Esto comienza a activarse y tienes apoyos, así que mucho ánimo y que no decaiga porque lo que se siembra se recoge. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  11. Mucho ánimo Elena, los comportamientos anti-profesinales y técnicas manipulatorias de que hablas son inaceptables (unas veces de baja intensidad, pero repetidamente, otras directamente sin el más mínimo saber estar), más aún en pleno Siglo XXI. Estoy contigo también! Miguel-Angel Palacios, amigo de Pilar Guembe

    ResponderEliminar
  12. Muchas gracias a Pilar Guembe y a sus amigos por su apoyo y solidaridad.
    También a Elena y a Esther, dos magníficas arquitectas al otro lado del Atlántico, y a la otra Esther, rigurosa investigadora,
    paleógrafa y especialista en archivos antiguos.
    Con nuestras profesiones estamos contribuyendo al progreso de nuestra sociedad, sin embargo, como mujeres que somos,
    tenemos que estar luchando el doble o el triple para no conseguir ni siquiera la mitad de reconocimiento y siempre sometidas
    a los abusos de poder y agresiones laborales e intelectuales del patriarcado. Véase sin ir más lejos el caso de Mileva Maric y
    Albert Einstein. ?Quién no conoce a Einstein y quien conoce a Maric? ?Qué fue lo que sucedió realmente y quien se merecía
    el Premio Nobel? Más o menos lo mismo sucedió entre Lise Meitner (de cuyo apellido proviene el elemento 109, el Meitnerio)
    y Otto Han, es decir, que él le usurpo a ella el Premio Nobel de Quimica.
    Las civilizaciones pierden la mitad de su potencial y de su humanidad pisoteando a la otra mitad.
    Me viene a la mente el artículo de Ana López-Navajas "No existe una historia sin mujeres ni una cultura sin mujeres".
    Un fuerte abrazo,
    Elena Gallego

    ResponderEliminar