Definición de Correveidile:

1. Persona que trae y lleva cuentos y chismes // 2. Blog de los amantes de la lengua de Cervantes

martes, 11 de octubre de 2016

El secreto de las plantas, las piedras y los cristales II: TOMILLO Y AMATISTA

Plantas...



Tomillo (Nombre científico Thymus vulgaris)

Por supuesto, el tomillo se conoce como condimento, pero sus cualidades no se pueden limitar tan solo a esta aplicación. Primero, tiene fama de calmar las "borracheras", de hacer que desaparezcan las jaquecas, de aliviar las anemias. En todos estos casos, se preconiza la ingestión del aceite esencial depositado sobre un trozo de azúcar.

Por vía externa, los aceites esenciales son aconsejados en los baños para estimular las funciones cutáneas. Se nota, entonces, una sensación de calor localizado en la zona de la aplicación, debido a sus propiedades rubefacientes. Estas esencias asimismo tienen unas propiedades antisépticas muy interesantes.

El tomillo es un subarbusto enano que mide apenas de 7 a 30 cm de altura, que tiene tallos muy leñosos y tortuosos. Las hojas son pequeñas y lanceoladas. Las flores son rosas o blancas, pero tan solo se utilizan las sumidades o ápices florales y las hojas.




Hoy en día existen 50 variedades distintas de tomillo en el campo de la botánica. Hay también una gran variedad de tomillos clasificados en función de su quimiotipo, dicho de otro modo, en función de la composición extremadamente diversificada de sus aceites esenciales.




Piedras/Cristales...



La amatista es un cristal que tiene diversos colores que van desde el azul púrpura hasta el casi blanco. Su color violeta característico puede ser más intenso según la cantidad de oxido de hierro que posea en su composición. Generalmente tienen el formato de drusas, que son el conjunto de cristales que recubren una piedra, cada punta es una drusa.

Su nombre proviene del griego amethystos (no borracho) porque era utilizada como un antídoto para la embriaguez. En la mitología griega, Dionisio, el dios del vino, pretendía a una doncella llamada Amethystos que deseaba permanecer casta. La diosa Artemisa escuchó sus preces y la transformó en una roca blanca. Dionisio, a su vez, lleno de rabia vertió vino sobre la roca, así fue como surgió el color de la amatista. 


El Egipto era utilizada para crear joyas, sellos personales y tallas. Según algunos estudiosos de mitología y cristales, la ametista es reconocida como un cristal espiritual por tener un rayo de luz violeta. Es utilizada para la meditación con el fin de dirigir la mente más allá de los pensamientos mundanos, repetitivos. Adicional a todo esto, activa la tercera visión, crea una sensación de conforto y activa la conexión espiritual.


Los místicos creen que es un cristal altamente protector, tiene afinidad con los signos de Acuario, Aries, Libra, Virgo, Sagitario, Capricornio y Piscis. Aunque no se puede olvidar la máxima que dice que el cristal es el que elige a la persona cuando esta lo necesita.

Dama de Castro & Voladoira

2 comentarios:

  1. Concuerdo plenamente con esa idea de la sabiduría de los cristales. Gracias por esta nueva entrega. Un abrazo amigo,

    ResponderEliminar
  2. Hablando de las plantas: a lo mejor sin ningún conocimiento técnico o medicinal, nuestros abuelos seguían el camino ideal y adecuado en cuanto al uso de las plantas como medicina, pues, según los expertos las plantas tienen un poder de cura impresionante.

    ResponderEliminar