Definición de Correveidile:

1. Persona que trae y lleva cuentos y chismes // 2. Blog de los amantes de la lengua de Cervantes

lunes, 31 de octubre de 2016

Darcy Ribeiro: La indignación intelectual I


Darcy Ribeiro nació el 26 de octubre de 1922 en la ciudad de Montes Claros, Estado de Minas Gerais. Hijo de Reginaldo Ribeiro dos Santos y Josefina Augusta da Silveira, en esta ciudad hizo los estudios fundamentales y secundarios en la Escuela Grupo Gonçalves Chaves y en el Gimnasio Episcopal de Montes Claros.

Después, Darcy se fue a Belo Horizonte para estudiar Medicina, pero al tomar cursos de Ciencias Sociales, se decidió por esta área. Después de salir de la Facultad de medicina, se matriculó en la Escuela de Sociología y Política de São Paulo en 1944, donde se graduaría en Antropología en 1946. 

Darcy con los indios Kadiwee
Dedicó su temprana vida profesional al estudio de los indios, en el Pantanal de Brasil y en la Amazonia, y entre 1947 y 1957 trabajó en el Servicio de Protección a los Indios (SPI). Contratado por Anisio Teixeira, en 1957 se hizo cargo de la dirección de la División de Estudios Sociales del Ministerio de Educación y Cultura. Junto con Anisio, defendía la escuela pública y la definición de una Política Nacional de Educación. 


Darcy fue el primer rector de la Universidad de Brasilia y el Ministro de Educación y Cultura del Gobierno del presidente João Goulart. Después del golpe de 1964, durante la dictadura militar brasileña, al igual que muchos otros intelectuales brasileños, tuvo sus derechos políticos comprometidos y se vio obligado a exiliarse. Entonces vivió en Uruguay, Venezuela, Perú, Chile y otros países de América Latina, donde desarrolló proyectos de reforma de las universidades, convirtiéndose en asesor del presidente Salvador Allende, en Chile, y del presidente Velasco Alvarado, en Perú. Durante este período escribió obras de un valor incalculable, que tratan del desarrollo desigual de la población en América Latina.

Volvió a Brasil en 1976, pero solo fue indultado cuatro años más tarde, cuando retomó sus actividades en la educación. Asimismo, en esa época se asoció con Leonel Brizola, para reorganizar el antiguo Partido Laborista Brasileño. En 1982, como vicegobernador de Rio de Janeiro y coordinador del Programa de Educación Especial, creó los Centros Integrados de Educación Pública (CIEPs) y las Casas de Niños, que formaban parte de la atención a la salud y la educación para los niños de 0 a 6 años. 

Un año más tarde, en 1986, asumió la Secretaría de Desarrollo Social de Minas Gerais, en un intento fallido de desplegar CIEPs en un nuevo Estado. Como Senador, propuso el proyecto aprobado de la nueva Ley de Directrices y Bases de la Educación Nacional (1996), que se conoció como la Ley de Darcy Ribeiro. En el segundo gobierno de Leonel Brizola, en Rio de Janeiro, coordinó el segundo Programa de Educación Especial alcanzando la marca de 500 CIEPs, las escuelas públicas de período integral.

En 1992, trabajó en la consolidación de la nueva Universidad del Estado del Norte Fluminense. Un año más tarde se hizo cargo de la Academia Brasileña de Letras, ocupando el asiento 11, que había sido de Deolindo Couto. En 1995 lanzó el libro O povo brasileiro, en el que se recopilaban sus estudios de antropología. También lanzó un libro para adolescentes,  titulado Noções das coisas, con ilustraciones de Ziraldo.

En 1996, publicaba Diarios indios: os Urubu-Kaapor, obra que recogía todos los diarios de campo escritos en forma de cartas a Berta Ribeiro en el período comprendido entre 1949-51, cuando era etnólogo en el Servicio de Protección a los Indios. Ese mismo año, su primera novela, Maira, aparece en una edición conmemorativa de sus 20 años, con opiniones y críticas de Antonio Cândido, Alfredo Bosi, Moacir Werneck de Castro, Antonio Houaiss, Carmen Junqueira y otros especialistas tanto de Literatura como de Antropología. También ese mismo año recibe el Premio Interamericano de Educación Andrés Bello, otorgado por la OEA a los eminentes educadores en las Américas. 

Del mismo modo, fue él mismo el que creó la Fundación Darcy Ribeiro, establecida en enero de 1996, con una sede propia, ubicada en su antigua residencia en Copacabana (Rio de Janeiro), con el objetivo de mantener vivo su trabajo y el desarrollo de proyectos en las áreas de educación y cultura. Uno de sus últimos proyectos, lanzado públicamente, fue el Proyecto Caboclo, destinado a fijar el Caboclo en la selva tropical del Amazonas. 

Educador, sociólogo, etnólogo, poeta, novelista, antropólogo, político: el polifacético Darcy Ribeiro dejó un legado sin parámetros en el pensamiento de Brasil. La motivación de este mineiro (perteneciente al Estado de Minas Gerais), nacido el mismo año de la Semana de Arte Moderno y que creció siendo testigo de la crueldad de la sequía así como de las grandes propiedades, era entender por qué Brasil era un país que obstinadamente se negaba a tener éxito. 

Darcy Ribeiro era un hombre difícil de encajar en una sola definición. El antropólogo vivió diez años en poblaciones indígenas. En este período produjo algunas de sus obras más importantes, incluyendo Kadiwéu, una colección de ensayos sobre el conocimiento, la mala suerte y la belleza. Esta obra está considerada un clásico de la etnología, la mitología y el arte de los antiguos indios Guaicurus. 

Entre los principales hechos del antropólogo Darcy Ribeiro están las creaciones del Museo del Indio y del Parque Nacional de Xingu. Todos esos años de vida estudiando y compartiendo la cultura indígena dieron lugar a una de las publicaciones más importantes de Darcy Ribeiro: O povo brasileiro. El autor consumió 30 años de trabajo para terminar esta obra, que es uno de los retratos más fieles de la formación del pueblo brasileño.

El Darcy Ribeiro educador siempre ha ido de manos dadas con el político. Un buen ejemplo de ello es la Ley de Directrices y Bases de la Educación (LDB), uno de sus grandes sueños, que se hizo realidad cuando se convirtió en Senador. La LDB aprobada en 1996, durante su convalecencia debido al cáncer que le llevaría a la muerte, determina las condiciones para la educación con equidad, competencia y calidad; además de defender la integración con la comunidad, la educación a distancia y la excelencia en la formación de la enseñanza. La ley específica, además, incluía criterios de evaluación y acreditación de las universidades. En definitiva, los elementos esenciales para la mejora de la educación en el país.

Como partidario activo de la democratización de la educación pública gratuita, el intelectual Darcy Ribeiro no se limitaba al ámbito académico. Autor de una vasta y rica literatura científica, fue más allá y demostró ser un escritor de novelas muy competente. En total, cinco novelas, incluso una de ellas inédita, frente a más de dos docenas de libros y ensayos que se centraban en el mundo del conocimiento.

El primer intento de escribir una novela fue a una edad muy temprana, a sus 20 años. Se trató de Lapa grande, un texto de unas 250 páginas, donde contaba la difícil situación de un hombre ciego que recuperaba la vista y se sorprendía ante la fealdad de su madre. La experiencia fallida terminó por alejar al joven Darcy de la ficción, dando impulso a la carrera de escritor de libros científicos.


Mariana B.
Bloguera Biográfica

3 comentarios:

  1. Muy interesante la vida de este antropólogo brasileño, tan volcado con la cuestión educativa. ¡Excelente! Estoy deseando leer la segunda entrega... Gracias, Mariana.

    ResponderEliminar
  2. Fantástico relato, Mariana. Me encantó!!!

    ResponderEliminar
  3. Darcy Ribeiro es un hombre inolvidable...Gracias, Mariana.

    ResponderEliminar