Definición de Correveidile:

1. Persona que trae y lleva cuentos y chismes // 2. Blog de los amantes de la lengua de Cervantes

lunes, 10 de abril de 2017

"CACARECO: El rinoceronte que fue elegido concejal en São Paulo"

La política brasileña ha sido criticada desde hace mucho tiempo y los votos de protesta, sobre todo para candidatos que solo aparecen como “extras” en las elecciones, no son nada nuevo. Sin embargo, esta historia fue en 1959, cuando se produjo uno de los primeros casos (o tal vez haya sido el primero) más pintoresco relacionado con el voto de protesta en Brasil. 

En ese momento, los votantes de São Paulo estaban disgustados con el Ayuntamiento que, para variar, no se comportaba muy bien ni mucho menos los concejales que se habían presentado a las elecciones. Para hacerse una idea, el lema de uno de los candidatos (que pesaba 230 kg) era "vale lo que pesa". Otro, caminaba con un jaguar y tenía el lema: "El elector inteligente vota al amigo del jaguar". 

En medio de todo esto, estaba Cacareco (cuyo nombre significa “objeto viejo, algo muy usado”), que fue el primer rinoceronte nacido en Brasil (en 1954) y que pertenecía al zoológico de Rio de Janeiro. A pesar del nombre, Cacareco era una hembra. Ella estaba en las primeras páginas de los periódicos, ya que había sido cedida durante seis meses para abrillantar la inauguración del parque zoológico de São Paulo. Sin embargo, los seis meses pasaron y los paulistanos estaban considerando la idea de no devolver el rinoceronte. 


Cacareco en el zoológico


En medio de un mar de lodo dentro del Ayuntamiento, durante el período de elecciones, el asunto era el rinoceronte. Así que el periodista Itaboraí Martins decidió hacer una gran broma con la situación política del país: El lanzamiento de una candidatura con el rinoceronte.

¡Fue un éxito! Varias imprentas entraron en el juego e imprimieron papeletas con el nombre y la foto del animal (estas papeletas eran las que, en aquel momento, se utilizaban para validar los votos). Además, gran parte de la población decidió echarse a las calles para protestar y hacer campaña a favor del rinoceronte.

Lo más extravagante de todo: Cacareco recibió unos 100 000 votos. Esto puede parecer poco, máxime cerca de los números que vemos hoy en día, pero al compararlo con los datos de aquel momento, el candidato más votado en esa elección recibió menos de 110 000 votos y el partido con el bloque más elegido obtuvo 95 000 votos.

El animal encarnó la frustración de São Paulo con los políticos, en las elecciones del Ayuntamiento de 1959. Cacareco obtuvo más votos que cualquier otro candidato a concejal. Fue un claro mensaje de los paulistanos: un rinoceronte tuvo más votos que los 450 candidatos que compitieron por los 45 escaños. Eso se hizo evidente en el ámbito nacional e internacional y sirvió como referencia para diversos análisis de porcentajes de votos abstencionistas así como también de los llamados votos de protesta en Brasil. 


A pesar de los clamores populares, el rinoceronte regresó a Rio de Janeiro en el 1º de octubre, dos días antes de la elección, así que Cacareco fue elegido en ausencia. El caso salió publicado en la revista Time, la cual citó las palabras de un votante: "Es mejor elegir a un rinoceronte que a un asno". 


Cacareco murió a los 8 años, en diciembre de 1962, de nefritis aguda. Murió joven, si se piensa que los rinocerontes tienden a vivir una media de 45 años. El animal se murió, pero no fue olvidado. En 1984, sus restos volvieron a São Paulo y permanecen hoy en el Museo de Anatomía Veterinaria de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de São Paulo.

Lo peor de todo esto es darse cuenta de que, casi 60 años después, poco ha cambiado el sistema político brasileño actual.
Versión de Pepe Cocodrilo






Consultas:
http://hoaxes.org/archive/permalink/cacareco_the_rhinoceros 

2 comentarios:

  1. Una historia tan divertida como peculiar. ¡Pobre Cacareco! Creo que ella lo que menos querría sería candidatarse y que esa historia debió de estresar mucho al pobre animal.

    ResponderEliminar
  2. ¡Felicitaciones, Pepe! Es una historia muy interesante!
    Desafortunadamente nuestro Brasil sigue siendo un "Cacareco" y no creo que un día esto va a cambiar.

    ResponderEliminar