Definición de Correveidile:

1. Persona que trae y lleva cuentos y chismes // 2. Blog de los amantes de la lengua de Cervantes

sábado, 18 de febrero de 2017

Musiclicando 56: Aíd "Caminando"


La viguesa Aída Alonso Iglesias nació el 28 de marzo de 1990, aunque se ha hecho más conocida en el mundo artístico como "Aíd" o "Aíd Alonso", cantante, compositora, presentadora de televisión y productora de música urbana, compagina la música con su profesión de ingeniera. Empezó a componer canciones cuando aún era pequeña y, a los 12 años, descubrió la música hip hop; grababa canciones con la ayuda de un viejo radiocasete, hasta que un amigo las descubrió y decidió publicarlas en internet. Desde entonces, la vida de esta gallega ha cambiado de un modo muy positivo, pues se ha incorporado al mundo de la música urbana. 

En 2007 grabó su primera maqueta titulada “Aquí tenéis”, empezando a trabajar en su primer disco profesional. En 2009 ganó el concurso “Heineken Greenspace”, lo que la impulsó a sacar su primer álbum, Jugando, y a partir de ahí comenzaron a llamarla para conciertos, presentaciones en televisión y radios. Según Aíd, las letras de sus canciones son un poco acrónicas, ya que cuentan un poco quién es y de qué vive, pero sin olvidar su origen, su ciudad natal, Vigo.

La canción de hoy se titula “Caminando”, grabada en el álbum Aquí tenéis (2007) Un rap con mucha musicalidad, un ritmo muy fuerte además de tener una poesía muy buena, llevando su mensaje y hablando de Galicia, de Vigo, de sus problemas, de su historia y, por supuesto, de su belleza. Seguro que merece la pena echar un vistazo y conocer a esa talentosa gallega y si os gusta, que busquéis también otras canciones en las que Aíd canta en gallego como “Apréndeo”.

(Para Javier Jiménez, que está en Vigo y me descubrió este rap, gracias).


Jack


"Caminando"


¡Cuántas veces pisé ese sendero,
cada calle de Vigo cuenta una historia!
¡Cuántas veces el tiempo fue sincero
con todo aquello que quedó en la memoria!
¡Cuántas veces pisé ese sendero,
cada calle de Vigo cuenta una historia!
¡Cuántas veces el tiempo fue sincero
con todo aquello que quedó en la memoria!


Porque a veces no es fácil mirar atrás,
quizás nos pese que la experiencia sepa más
que nuestra melancolía; si el día a día,
sigue siendo una esperanza fría, 
no te extrañes de que yo sonría,
es lo que me queda, cuando el tiempo pesa
y pesa, el tiempo estresa.
El pasado regresa a aquella parte de la mente
que controla nuestros sueños 
somos dueños del presente.
Mientras tanto aún respiro ese verano,
esos días en la playa todo parecía sano,
hasta que algo pasa en tu moral y un cáncer tumoral
hace que esa cárcel se la llevara el mistral.
Una mañana, abril pintó una hoja más
y yo jamás volví a pisar ni a pasar más malos tragos.
Encontré mi sitio en una noche, bajo unos soportales,
que soportan hoy el peso de mis males.


¡Cuántas veces pisé ese sendero,
cada calle de Vigo cuenta una historia!
¡Cuántas veces el tiempo fue sincero
con todo aquello que quedó en la memoria!
¡Cuántas veces pisé ese sendero,
cada calle de Vigo cuenta una historia!
¡Cuántas veces el tiempo fue sincero
con todo aquello que quedó en la memoria!


Días se quedaron muy atrás
los charcos de ese parque me reflejan caras conocidas,
si das con vidas afines a tu carácter
intentas tocar tu banda sonora y desafinas.
Al fin de poder ser afín cada finde,
cada segundo ya no rinde,
cada minuto se distingue
entre luces y las velas de mi tarta 
mientras estas se derriten.


¿Cuándo? Llantos de tinta a mares.
¿Cuántos sois? A pesar de los pesares.
¿Sabes? Zainos, falsos, ya ves,
encontré la puerta de mi mundo, 
pero no busqué las llaves.
Aquí dentro no hace frío,
me río, me fío, a los que están conmigo sonrío.
Son ríos de influencias buenas, todo es bonito,
si no miro ahí fuera, tengo lo que necesito. 


¡Cuántas veces pisé ese sendero,
cada calle de Vigo cuenta una historia!
¡Cuántas veces el tiempo fue sincero
con todo aquello que quedó en la memoria!
¡Cuántas veces pisé ese sendero,
cada calle de Vigo cuenta una historia!
¡Cuántas veces el tiempo fue sincero
con todo aquello que quedó en la memoria!


Hoy recuerdo el vaho que empañó esa ventana
de recuerdos de esa playa del Bao por la mañana,
pero hoy camino, entre manzana y manzana,
y los caballos de Plaza de España son de porcelana.
Las zonas verdes vienen bien si te relajas,
Vigo está lleno de cuestas que subes y nunca bajas,
bájate, vente conmigo y paseemos,
dialogando de aquellos tiempos que echas de menos.



No sé si la lluvia de este invierno me hizo ver,

echar la vista atrás personas que yo quise ayer.
Nada es para siempre, pero mientras tanto
solo tú, tú y tú hacéis sentirme algo.
Tiempos pasados fueron mejores
se te nubla la vista, es normal, pero no llores;
no es nada triste, recuerdos son bonitos
y que lo siga siendo será lo que necesito.


No sé si la lluvia de este invierno me hizo ver,
echar la vista atrás personas que yo quise ayer.
Nada es para siempre, pero mientras tanto
solo tú, tú y tú hacéis sentirme algo.
Tiempos pasados fueron mejores
se te nubla la vista, es normal, pero no llores;
no es nada triste, recuerdos son bonitos
y que lo siga siendo será lo que necesito.

No sé si la lluvia de este invierno me hizo ver,
echar la vista atrás personas que yo quise ayer.
Nada es para siempre, pero mientras tanto
solo tú, tú y tú hacéis sentirme algo.
Tiempos pasados fueron mejores
se te nubla la vista, es normal, pero no llores;
no es nada triste, recuerdos son bonitos
y que lo siga siendo será lo que necesito.
...



No hay comentarios:

Publicar un comentario