Definición de Correveidile:

1. Persona que trae y lleva cuentos y chismes // 2. Blog de los amantes de la lengua de Cervantes

viernes, 3 de febrero de 2017

HUMORISTAS INOLVIDABLES 1: "El gran Wyoming"


Con un apodo tan improbable cuanto fuera posible, José Miguel Monzón Navarro es uno de los principales humoristas españoles en la actualidad, responsable por satirizar, de modo ácido, a los políticos de España, sobre todo a los más conservadores.

El humorista y presentador del programa “El Intermedio”, emitido en La Sexta, nació en Madrid en 1955 y dice que tuvo una infancia feliz, pues, a pesar de haber sufrido en las aulas, vivió en “la mejor época de la Historia de la Humanidad”.


De esa época, que en gran parte vivió en Cuenca, recuerda con gran cariño a su padre, un excombatiente del bando franquista y simpatizante del grupo católico Opus Dei, de quien heredó su compulsión a la hora de hablar.

Según él, solo se enteró de que vivía en una dictadura con diecisiete años, sin saber lo que pasaba en el resto del mundo hasta que salió de España, para conocer otros países como Holanda, donde perdió su virginidad.


Mientras tanto, ingresó en la Facultad de Medicina, en la cual entraba bajo una hilera de policías armados, que “eran como parte del paisaje, porque estaban en todas partes”. 

Entonces paso a tocar en bares, bodas, bautizos y comuniones, donde afirma que ganó su apodo, “Wyoming”, por su gusto por los Beatles y el Rock and roll. El “Gran” lo añadió después, “porque necesitaba reconocer mis propios méritos”. O, quizá, no haya sido así, ya que, en cada ocasión, se inventa una nueva historia.


Fue tras el servicio militar obligatorio, con sus treinta años, cuando decidió dedicarse al espectáculo, pasando a trabajar como músico, humorista, actor, escritor y presentador de televisión, hasta que, por fin, se convirtió en el presentador del programa de televisión “El Intermedio”, en 2006, donde, por las noches, hace un repaso de la actualidad, usando siempre su famoso bordón, “Ya conocen las noticias, ahora les contaremos la verdad”.


Tras más de mil quinientas emisiones del programa, con muchos premios y una media de dos millones de espectadores, figura como socio en cuatro empresas y ha acumulado un patrimonio impresionante, incluso de viviendas (solo en Madrid, son dieciséis casas), lo que le permitiría vivir sin trabajar durante años. “Pertenezco a la última generación de ricos españoles. Estamos en peligro de extinción” dice el humorista sobre su situación financiera, al mismo tiempo que condena la de España.

Ahora famoso y reconocido en toda España, se agobia con las fotos, clasificando los móviles como las pistolas de nuestro tiempo. Con su humor característico, define así su relación con las cámaras: “Si solo me quedara un minuto de vida, y yo le suplicara algo de piedad a la persona que me pide una foto para poder vivir en paz mis últimos momentos, estoy convencido de que me la negaría”.


A pesar de los contratiempos, el humorista promete seguir enfrentando con mucha alegría sus nuevos desafíos, por el inmenso apoyo afectivo que demuestra el público, estando encantado por formar parte de la Historia de la televisión actual. 

Felipe Peres


Bibliografía consultada:

1 comentario:

  1. La verdad es que admiro y me fascina la capacidad que tiene el Gran Wyoming de ponerse, día tras día ante las cámaras de televisión para, con su humor ácido e inteligente, contar la actualidad desde un prisma distinto. Gracias, Felipe, excelente post que nos aproxima a este camaleónico personaje.

    ResponderEliminar