Definición de Correveidile:

1. Persona que trae y lleva cuentos y chismes // 2. Blog de los amantes de la lengua de Cervantes

lunes, 2 de mayo de 2016

"El euskera, el idioma que se ríe del tiempo"


Reza un adagio popular egipcio que "el tiempo se ríe de todo, pero las pirámides se ríen hasta del propio tiempo". Pues bien, en cuestión de idiomas, podríamos decir que el de los vascos, quizás más antiguo que las pirámides, se ríe a mandíbula suelta del tiempo.

Y no solo del tiempo, sino también de todos los idiomas que lo rodean y que durante milenios han tratado de devorárselo vivo como el latín, el español y el francés, o hasta de lenguas de aquí y de allá que han reclamado en vano ser parientes de tan noble huérfana; porque si algo es cierto, es que los padres y hermanos del euskera, si los hubo, hace mucho fallecieron.

Origen prehistórico
¿Recuerdan las pinturas rupestres que se ven por toda la Península y por el sur de Francia? Pues se cree que fueron obra de los ancestros de los vascos. Los hallazgos arqueológicos muestran que hay presencia humana allí de más de 35 000 años de antigüedad muy hacia atrás en la última glaciación, y hay indicios de que los actuales territorios vascos fueron inclusive foco de colonización de Europa Occidental al terminar la última glaciación, de acuerdo con los más recientes estudios basados en el ADN mitocondrial.



Ahora bien, aunque es difícil establecer en que tipo de lengua hablaban aquellos artistas del paleolítico, son varios los topónimos como nombres de ciertos ríos y valles europeos  con sabor a euskera como el Valle de Arán en Cataluña, los ríos Ébréon (Francia), Ebrach (Alemania) y hasta el propio Ebro. Haran e IBai significan "valle" y "río" respectivamente en euskera. El profesor Theo Vennemann de la Universidad de Munich nos puede decir más al respecto.

Más importante aún, mientras que el euskera es una lengua de origen desconocido y sin parientes, con vocabulario y estructura única (por ejemplo la conjugación, y el léxico básico no tienen parangón), casi todas las lenguas habladas hoy en Europa pertenecen a las dos grandes familias solamente y su llegada a Europa puede trazarse claramente a no más allá del 3000 a. C.

A esto se le suma que el euskera, antes de empezar a tomar palabras prestadas, primero fue ella la que le prestó a otras lenguas que sin duda son más nuevas. En castellano y portugués hay varias palabras de origen vasco como de bruces y debruçar-se respectivamente (bruz<buruz, "de cabeza" en vasco), el cencerro que se le cuelga del cuello al ganado ("zintzarri"), o hasta la chatarra (<txatarra) en la que se ha convertido mucho del hierro que han extraído de los enormes yacimientos vascos a lo largo de la historia.

Hay quienes atribuyen estas etimologías también a que posiblemente el íbero (vasco-iberismo), una de las lenguas prerromanas más habladas, pudo ser pariente cercana del euskera. Sin embrago, ya está probado también que el euskera se hablaba hasta hace pocos siglos en toda la Aquitania (Francia), Cantabria, la Rioja, Aragón y hasta en el propio Reino de Castilla.
















Por si esto fuera poco, los vascos siguen usando vocablos de claro origen prehistórico, pues aluden a la Edad de Piedra. La raíz (h)ai(t)z (roca) aparece todavía en nombres de herramientas como  aizkora (hacha), aizto (cuchillo) y aitzur (azada). ¡Está claro que cuando acuñaron estas palabras, tales herramientas solo podían fabricarse de piedra!

Supervivencia a pesar de todo
Pero su camino ha sido largo y tortuoso, y el euskera no lo ha tenido nada fácil para sobrevivir. Entre otras, no es más que un mito eso de que han los vascos han vivido aislados. Por el contrario, hay vestigios de invasiones celtas, romanas, germánicas, y hasta musulmanas, siendo que varias ciudades vascas fueron fundadas por los invasores, como Pamplona e Irún.

Inclusive hay un buen número de préstamos de estas lenguas en el euskera como errege (rey, del latín), azoka (mercado, del árabe) y landa (campo, de raíz germánica o céltica) que ni son recientes ni entraron por medio el español ni del francés y prueban que hubo bastantes contactos.

¿Pero cómo ha logrado sobrevivir entonces este enigmático idioma huérfano? Esto sigue siendo un gran misterio y me temo que varios de los mayores lingüistas del mundo han perdido el cabello de tanto rascarse la cabeza dándole vueltas al asunto.

Los propios vascos dicen el que su lengua se resiste y se seguirá resistiendo a desaparecer sencillamente por lo cabezotas (obstinados) que son ellos, y que perder el idioma es perder la propia identidad. Aquí los campesinos han jugado un papel importante pues así en el mercado, en la iglesia y en la escuela tuvieran que hablar en erdera (español, francés, gascón, etc.), en su casa y entre sus linderos siempre exigieron a sus hijos seguir hablando la lengua ancestral. Eso sin contar que durante siglos estaba prohibido vender la propiedad familiar a extraños, y que se casaban solo entre vecinos y se hacia falta, hasta entre primos.  

Y aunque en realidad más que risas, les ha costado ríos de sangre, sudor y lágrimas, se puede decir que se han salido con la suya porque su lengua sigue siendo la lengua viva más antigua de Europa. Inclusive habiendo sido ignorada, estigmatizada y hasta prohibida durante siglos, muchas veces por los propios vascos. Un ejemplo palpable fue la dictadura franquista (1936-1977) que persiguió, multó, encarceló, mandó al exilio y hasta fusiló a millares de vascos por el simple hecho de usar su idioma en público.

Cabe resaltar que Euskal Herria, el nombre autóctono de la Nación Vasca formada por 7 territorios (País Vasco, Navarra y 3 provincias del lado francés), quiere decir literalmente: "País de la Lengua Vasca". Así que sin el euskera, los vascos simplemente no lo serían.

Renacimiento del euskera
Entre 1879-1929, luego de la dos cruentas guerras carlistas que dejaron a los territorios vascos diezmados en autonomía y heridos profundamente en su autoestima, nace el movimiento nacionalista vasco y con él, el Euskal Berpizkunde (renacimiento vasco), a raíz del cual se crea entre otras Euskaltzaindia (Real Academia de la Lengua Vasca) en 1918, encargada de estandarizar y modernizar el idioma.

Este movimiento se ve reprimido severamente por la dictadura fascista de Franco y empujado a la clandestinidad durante 4 décadas, pero sigue activo desde la sombra, y es así como finalmente en 1964 es promulgado el euskara batua (euskera unificado o lengua estándar). Este fue un avance enorme, ya que una lengua que no esté estandarizada tiende a ser absorbida por otra que sí lo esté, hasta desaparecer totalmente.

Después de la muerte del dictador y de la transición democrática en España, el euskera adquiere finalmente en 1982 estatus de cooficialidad, se legalizan las ikastolas (escuelas vascófonas), se crean muchas más por todos los territorios vascos -inclusive en pueblos que hace siglos habían perdido el euskera-, llegando a crear diversas carreras universitarias en euskera y colocándolo en los medios masivos de comunicación.

Aún hoy se hablan 5 o 6 dialectos y decenas de sub-dialectos, todos muy nobles y muy bellos, pero el batua es casi sin excepción el tipo de euskera que se usa en la administración, los medios, y el sistema educativo, y el cual en los últimos 40 años ya más de 300 000 euskaldunberris como este servidor, han aprendido como segunda lengua.

Futuro del euskera
Dicen que el que ríe al último ríe mejor. Hoy en día las universidades vascas ofrecen múltiples doctorados en euskera por ejemplo en derecho y medicina, así que mucha de la producción intelectual y científica vasca se hace en dicha lengua. Además, un gran porcentaje de niños solo habla euskera hasta ingresar a la escuela y la inmensa mayoría de los jóvenes se gradúan de colegios de modelo D, o sea, instituciones que imparten casi todas las materias en euskera. 

Todo esto hace pensar que pese a que según los últimos datos más del 50% de los habitantes de Euskal Herria viven allí sin saber nada de euskera, y obligando a los demás a seguir siendo bilingües, la lengua vasca seguirá ganando hablantes y tendrá cada vez más presencia en más ámbitos. No hay que olvidar que los vascos viven en el "primer mundo", con un gobierno aunque no independiente, sí bastante autónomo y relativamente próspero, que ha podido invertir ya casi 2000 millones de euros en la promoción de su idioma ancestral desde 1982 y que sin duda alguna seguirá invirtiendo mucho más.


En cualquier caso, los retos serán grandes para una lengua minoritaria como esta, que tiene que competir con dos gigantes como el francés y el castellano. Incluso ahora con el inglés, pues vivimos en un mundo globalizado, y nunca faltará quien diga luego que hasta el castellano y el francés tengan que desaparecer para darle paso a una lengua única mundial, que puede ser el inglés, el chino mandarín o hasta alguna lengua artificial.

Pero hay muchas cosas que hacen grande y competitivo al euskera. Es la lengua minoritaria europea con más presencia en internet y en las TIC en general, y existen cerca de 200 Euskal Etxeak o centros vascos esparcidos por el mundo desde Tokio hasta la Patagonia, donde se promueve la lengua y la cultura vascas, cosa que no tiene ninguna otra lengua minoritaria.

Así pues, así sea con una risa agridulce, creo que el euskera se seguirá riendo del tiempo y de la historia durante un buen rato. Yo, por mi parte, me seguiré riendo de los que siguen creyendo que todas las lenguas de Europa descienden del griego, del latín o hasta del mismísimo hebreo; que el euskera es un simple dialecto, que no sirve para la cultura ni la ciencia, y otros disparates similares. Ustedes por su puesto son diferentes porque ya están mejor informados y, desde ahora, se pueden reír junto conmigo.

8 comentarios:

  1. Gracias, una vez más, al profesor José Miguel, por haber aceptado la invitación para escribir este post y por ser un seguidor más de nuestro Blog. Un abrazo y un beso para Colombia,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al contrarío, mil gracias a vosotros por la oportunidad de promover mi idioma favorito. Y quién lo diría, a expensas del Instituto Cervantes? Mis amigos vascos se sorprenderán gratamente de ver mi artículo aquí, pero lo que algunos de ellos no saben es que yo descubrí el euskera por medio de la REE (Radio Exterior de España) cuando tenía 18 años (1998). Así que los milagros existen, y poco a poco las lenguas minoritarias (algunas al menos) van ganando terreno, lo cual en mi opinión, no quita sino que al contrario aporta muchísimo. Un gran abrazo y como decimos en Colombia: por aquí siempre a la orden.

      Eliminar
  2. Arrigarria zein miresmena, nolako maitasuna euskerarekiko eta Colombiako seme batengatik. Txalo zaparrada bat zuretzat José Miguel Ramirez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Milesker, Patxi! Zinez maite dut nik euskara eta ez dut ordua ikusten gure EH maitera itzultzeko, 2 hilabetez egoteko aukera baino izan ez dudan herri zoragarri horretara. Ziur egon zaitezke euskarari buruz eta euskararen alde idazten eta hitz egiten (nire YouTube-ko kanalean) jarraituko dudala. Bide batez, zein herritakoa ote zara? Besarkada bat Kolonbiatik, lagun.

      Eliminar
  3. Eskerrik asko José Miguel Ramirez, hunkituta utzi nauzu, maitasunez beteriko hitzak zureak. Besarkada bero bero bat Nafarroatik.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por ampliar conocimientos, soy hijo de navarros en el exilio (en México) que no hablo el euskera, pero que me encanta enterarme de la lengua que primero aprendió mi abuelo materno. Ya no tengo fuerza ni capacidad de aprender esa gran lengua, pero tengo mi buen diccionario de la misma y amigos que sí la hablan y la escriben y poco a poco alguna palabra va entrando en mi cabeza.

    ResponderEliminar
  5. Hermoso artículo, soy de México y mi madre tiene origenes vascos, le leí emocionada este artículo y buena ella y yo entendemos como si literalmente estuvieran describiendo a mi familia,mil gracias!!! su artículo me ayudó a seguir armando el rompecabezas de la historia de mi familia

    ResponderEliminar
  6. Begiak malkoz beterik: mila esker bihotz-bihotzez.

    ResponderEliminar