Definición de Correveidile:

1. Persona que trae y lleva cuentos y chismes // 2. Blog de los amantes de la lengua de Cervantes

miércoles, 29 de junio de 2016

Dibujos muy, muy animados


El concepto de “dibujo animado” parece estar muy vinculado a la edad infantil, pero hay cada vez más adultos que son fans absolutos de series de animación. ¿Ha cambiado el perfil del consumidor o han cambiado los modelos de ficción? Lo cierto es que, para la anterior pregunta, dos respuestas serían acertadas. Está claro que el perfil del espectador se ha modificado. Muchos de los adultos de hoy en día fueron niños que tuvieron una conexión muy fuerte con los dibujos animados. Se trata de una generación que fue muy televisiva, con una gran influencia por parte de este medio que ha perdurado en sus vidas.

El bebé Bob Esponja
De esta forma, personajes como El Pájaro Loco, Bugs Bunny o Tom y Jerry, fueron dibujos animados que buscaban atraer a un público no solo infantil. Hoy casi cualquier serie de animación se concibe en dos niveles: para niños y para mayores. Hagamos un repaso por algunos de los casos más populares. Bob Esponja es uno de los ejemplos más claros. La serie está dirigida a los niños y se le da mucha importancia a la moraleja de cada capítulo: la amistad, la honestidad, la responsabilidad… Se trara de valores muy positivos, para que el menor aprenda los conceptos del bien y el mal.

Los dibujos animados para adultos, como Los Simpsons y South Park, ofrecen contenidos con las mismas estructuras y referencias que pueden usar las sitcoms televisivas más exitosas, pero con la particularidad de que están contadas a través de animación. Eso provoca que muchos niños sean seguidores de estos productos: una imagen vistosa (forma) con un mensaje para mayores (fondo); pero los padres y las marcas han de ser responsables con respecto a ellos y tomar conciencia de su verdadera naturaleza y de a qué público está destinado y a cuál no.

Entonces, ¿qué tienen los dibujos animados para que nos sigan enganchando? Una de las características de la animación es que los personajes están muy bien definidos. Su carácter es muy claro y su personalidad es férrea desde el inicio de cualquiera de las tramas. Después, los creadores someten a sus personajes a mil historias y situaciones radicalmente diferentes y los personajes se moldean hasta el infinito, pero sin cambiar un ápice su personalidad. Sus escalas de valores están muy bien construidas y, al parecer, eso es algo que cala tanto en adultos como en niños.

Aunque su personalidad sea muy clara, los personajes de animación suelen tener la característica de sorprendernos en situaciones inesperadas. Muchas veces, esta sorpresa viene dada por un cambio físico: ojos saltones, cabezas que aumentan de tamaño con cualquier exclamación, llantos que parecen mangueras de bomberos… Las exageraciones por lo usual sorprenden, llaman la atención y resultan muy graciosas. En definitiva, son inesperados y eso divierte mucho.

También en los dibujos animados puede suceder cualquier cosa por irrealizable que sea. Las tramas obvian las leyes de la gravedad, la noche y el día… pero, sin embargo, todo mantiene su sentido. Estos cortos tienen la capacidad de convertir en sátira cualquier asunto, por muy serio que parezca el tema, y fomentan la imaginación: edificios imposibles, medios de transporte de ciencia ficción o lugares inexistentes forman parte del imaginario colectivo y todos ellos pueden cobrar vida en las animaciones.

A mí me gustan los dibujos clásicos. Además de las razones expuestas arriba, el descaro, la chulería y el absurdo son explotados hasta sus límites en estas pequeñas obras primas. Una mención especial es para la música, que juega un papel muy importante, enfatizando la acción, tomando el lugar de efectos de sonido tradicionales y prestando emoción a las escenas. Aquí es posible encontrar un vasto repertorio, que engloba desde canciones folclóricas hasta piezas clásicas. Tres de los dibujos animados más emblemáticos de todos los tiempos, debutaron en el año 1940: Tom y Jerry, Bugs Bunny y El pájaro Loco. Siguen abajo, a modo de homenaje, curiosidades relativas a ellos.


WOODY WOODPECKER

Woody Woodpecker (popularmente conocido en los países hispanohablantes como El Pájaro Loco o Loquillo), es un dibujo animado nacido en 1940. Fue creado por Walter Lantz y debutó el 25 de noviembre de ese mismo año. Desde 1941 hasta 1972, El pájaro Loco protagonizó un total 197 cortos (siendo algunos de ellos nominados al Oscar en la categoría de Mejor Corto de Animación) y 350 películas de dibujos animados.

Walter Lantz, siempre contaba que se le ocurrió la idea de crear a Woody durante su viaje de novios. Él y su esposa, Grace Stafford, estaban en su luna de miel en Sherwood Lake, California, cuando un pájaro carpintero les despertó en plena noche con su incesante y molesto picoteo. Lantz trató de ahuyentarlo tirándole una piedra. Evidentemente, no le dio y cuando el animal se escapaba, emitía un sonido muy particular, como una risa a costa de la torpeza de Lantz. Fue, entonces, cuando su mujer le sugirió que creara un personaje basado en el molesto animal. No cabe duda de que este posee la risa más famosa en la Historia de los dibujos animados: su inconfundible "¡Jejejejeje!"

El pájaro Loco es un personaje revoltoso y alocado. Su carácter, al principio, era extrovertido y frenético, puesto que disfrutaba haciendo bromas pesadas y chistes al resto de los personajes que aparecían con él. En 1950 fue considerado, en EE. UU., el dibujo animado más políticamente incorrecto y audaz de su tiempo. Hubo una época en la que las historietas intentaban promover un mensaje positivo o educativo, pero El pájaro Loco rompía los tabúes porque en sus historias había insinuación sexual y un consumo desenfrenado tanto de tabaco como de alcohol. Así que la personalidad del pájaro tuvo que cambiar, sobre todo para poder aparecer en la televisión y cumplir con las normas vigentes.

Se trata de uno de los 15 personajes ficticios que poseen una estrella en el archiconocido Paseo de la Fama de Hollywood. En 1978, La Academia le otorgó a Walter Lantz un Oscar Honorífico por su contribución al cine animado y por la creación del pájaro Loco. En 1985, Lantz vendió toda su filmoteca a Estudios Universal/MCA. Cuando Lantz falleció, en 1994, todos sus personajes terminaron convirtiéndose en propiedad de Universal y, desde entonces, Woody se ha convertido en la mascota oficial de los parques temáticos de este estudio.


BUGS BUNNY (El Conejo de la Suerte)

Bugs Bunny es un personaje de dibujos animados que fue creado por Tex Avery. Debutó oficialmente el 27 de julio de 1940, en el cortometraje titulado A wild hare (Una liebre salvaje), el cual fue nominado a un Oscar (al Mejor Corto de Animación). Con más de 175 títulos, Bugs es el personaje animado que más películas ha realizado y, atención, el noveno personaje de ficción que más veces ha sido retratado en el cine.

La gran inspiración para crear a Bugs Bunny fue el actor estadounidense Groucho Marx. Caracterizado por la tranquilidad más absoluta en las situaciones más riesgosas, Groucho Marx es el alter ego de este carismático conejo. Al sustituir por una zanahoria el puro de Marx, el protagonista desafía a la autoridad en cualquier situación haciendo notar lo poco inteligentes que son los demás, en comparación a su superioridad intelectual. Bugs desarrolló una personalidad distinta a menudo bromeando, sin importar lo grave que fuera el peligro o lo próximo que este estuviera.

Chuck Jones y Friz Freleng explicaron que la pose clásica de Bugs mascando su zanahoria se basó en una escena de la película Sucedió una noche, en la que el personaje de Clark Gable se apoyaba contra una valla, comiendo zanahorias rápidamente y hablándole con la boca llena al personaje de Claudette Colbert. Esta escena era bastante conocida en la época y los espectadores reconocían la pose de Bugs como una sátira. Estas escenas, con la zanahoria, suelen ir seguidas de la icónica frase: «¿Qué hay de nuevo, viejo? (What’s up, Doc?)». Esta fue escrita para el primer corto de Bugs Bunny y está, definitivamente, arraigada en la cultura popular.

Bugs Bunny fue uno de los héroes favoritos del ejército estadounidense durante la Segunda Guerra Mundial, cuando Warner Bros. produjo cortos propagandísticos. La actitud chulesca y valiente del personaje era ideal para representar los valores que EE. UU. quería ensalzar en tiempos de guerra. De esta manera, el inquieto y travieso conejo fue tomado como mascota en muchos escuadrones de las Fuerzas Aéreas estadounidenses.

Bugs también ganó un Oscar al Mejor cortometraje animado por Knighty Knight Bugs (1958). Asimismo, según el canal de Youtube, Girlfriends TV, Bugs Bunny fue el primer travesti del cine y de la televisión. En muchos de sus cortos, el conejo se vestía de mujer para camuflarse de sus enemigos para, a continuación, quitarse el sombrero, el pintalabios o los tacones y seguir comportándose como un varón.

En 1985, se convirtió en el segundo personaje animado en recibir su propia estrella en el supracitado Paseo de la Fama de Hollywood. En el año 2002 fue nombrado por la TV Guide como "el dibujo animado más grande de todos los tiempos". En la actualidad, Bugs Bunny es utilizado como el emblema o mascota de la compañía Warner Bros.


TOM Y JERRY

Tom y Jerry es una serie de dibujos animados, creada por William Hanna  y  Joseph Barbera para la  Metro-Goldwyn-Mayer, que retrata  una rivalidad sin fin entre un gato doméstico (Tom) y un ratón (Jerry), cuyas persecuciones y batallas suelen estar plagadas de violencia cómica. El 10 de febrero de 1940 se estrenó el corto animado El gato se gana el zapatazo (Puss gets the boot), que sirvió de debut para Tom y Jerry, una de las parejas más célebres del mundo animado (del cine y la televisión en general). Entre 1940 y 1957, Hanna y Barbera produjeron 114 cortos de Tom y Jerry para MGM, con un resultado extraordinario: siete Oscar, junto a otras seis nominaciones.

Las parcelas de cada corto, por lo general, se centran en los numerosos intentos de Tom (el gato) por capturar a Jerry (el ratón), además del caos y la destrucción que se produce entremedias. Tom rara vez tiene éxito en la captura de Jerry, sobre todo debido a la astucia del ratón, a la suerte y, a veces, a su propia estupidez. A pesar de ser muy enérgico y decidido, Tom no es rival para el cerebro e ingenio de Jerry.

En general, hay muy poco diálogo ya que Tom y Jerry casi nunca hablan. La mayor parte del diálogo de la serie son las risas agudas y los gritos jadeantes, que vienen proporcionados por una bocina u otro instrumento musical. William Hanna aportó la mayor parte de los chirridos, jadeos y otros efectos vocales para la pareja, incluyendo el efecto de sonido más famoso de la serie, el grito de Tom (creado mediante el registro del grito de Hanna y eliminando el principio y el final de la grabación, dejando sólo la parte más fuerte del grito en la banda sonora).

A pesar de toda su popularidad, Tom y Jerry a menudo ha sido criticada como excesivamente violenta. Los cortometrajes son famosos por algunos de los gags más violentos jamás concebidos en la animación: Jerry atrapando la cabeza de Tom en una ventana o una puerta que se cierran, Tom usando todo tipo de ejes, pistolas, explosivos, trampas y venenos para tratar de asesinar a Jerry y así sucesivamente.

Al igual que muchos otros dibujos animados de los años 40, 50 y 60, Tom y Jerry no fue considerado "políticamente correcto" en los años posteriores. Había, por lo menos, veinticuatro caricaturas que aparecían con elementos de racismo o con la cara pintada de negro, después de una explosión. En las nuevas ediciones, ya bajo la responsabilidad de nuevos animadores, se intentaron suprimir las características molestas, pero el producto resultante jamás logró repetir el éxito del pasado.

En la actualidad nos distraemos con muchísima facilidad y, para evitar esto, los dibujos animados recurren a escenas estridentes, con un ritmo frenético: constantes gritos, admiraciones y exclamaciones. Los efectos de sonido aparecen casi en cualquier acción que se ejecuta. Por otra parte, son un festival no solo visual sino también de realización: colores muy contrastados, luces y tonos llamativos por todas partes, efectos que, a su vez, dan pie a los escenarios: paredes rosas, azules celestes o amarillas, que difícilmente se verían en la vida real en cualquier parte. Todo forma un conjunto mezclado con el humor, que constituye la fórmula perfecta para dedicarle unos minutos a esa pequeña gran pantalla.

Pepe Cocodrilo
(Adaptado de diversas fuentes)

4 comentarios:

  1. Gracias, Pepe Cocodrilo, me he divertido muchísimo viajando por la Historia de la animación que ha marcado mi vida. INOLVIDABLESSSSSS TODOS...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Pizpireta, buenos días.

      Dibujos animados nos transportan a una realidad paralela, donde el imposible es presencia constante.

      Fuente segura de entretenimiento, diversión y risas, siguen su misión de encantar y captivar generación tras generación.

      Gracias por tu visita y hasta el Día E.

      Eliminar
  2. Pepe me encanto las historias de los dibujos, gracias por enseñarnoslas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Jack, buenos días.

      El poder del encantamiento, es la razón de la longevidad de estos y de otros personajes tan queridos.

      ¡Abrazo mi amigo!

      Eliminar